Matrimonios

 

 

LAS LEYES DEL MATRIMONIO 7

2018-07-25 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 7

LEY DE LA SEPARACIÓN E INDEPENDENCIA

“Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2: 24)

En el modelo original del contrato matrimonial diseñado por Dios en la creación del mundo, el Todopoderoso estableció la ley de la separación. Esta ley establece que cuando una pareja se une en el sagrado estado del matrimonio debe haber una total separación del hogar original. El contrato dice: “Dejará”; o sea quedará separado y desvinculado. Ambos se han separado de su hogar original para formar un nuevo núcleo familiar totalmente independiente. Hay quienes no lo hacen y continúa la nueva familia viviendo con los padres; la experiencia señala una inminente cadena de confrontaciones que por lo general alguien termina lastimado y a veces separado.

Al producirse la separación la nueva pareja entra en una etapa de pertenencia e individualidad. Queda bien claro que tanto él como ella, han sido separados de sus padres, de sus hermanas, de sus tíos y de todos sus parientes, es más, hasta quedan separados de sus amigos, de su antigua manera de vivir, en algunos casos quedan separados de la ciudad y del país donde antes vivían; separados de todos. Ahora la prioridad es su pareja; para ella es el tiempo o las atenciones y consideraciones.

Todo recién casado a toda costa debe procurar vivir separado de sus padres, el nuevo hogar se mueve en un círculo privado donde nadie tiene derecho de enterarse y mucho menos opinar sobre los pormenores y privacidad de la nueva familia.

En el nuevo hogar debe reinar el principio de la unidad, la lealtad y la confidencialidad. El éxito y la estabilidad del matrimonio residen en estar unidos totalmente a Cristo. Cristo es el centro del hogar feliz. Los esposos deben solucionar sus dificultades juntos; juntos deben planificar su economía familiar; juntos y unidos a Jesús deben permanecer hasta que la muerte los separe.

Si los esposos necesitan de alguna asesoría pueden acudir al médico de familia, pueden solicitar la consejería de algún clérigo calificado, algún especialista y en última instancia a algún amigo que goce de gran confianza y haya dado prueba de su confiabilidad.

La ley de la separación tiene como objetivos, Primero: Darle a la nueva pareja la oportunidad de desarrollar sus propias iniciativas. Segunda, ampliar el círculo familiar iniciado por Dios en el cielo. Tercero, interferir el desarrollo de cualquier conducta impropia a través del aislamiento. Sin duda que la ley del aislamiento o separación es una medida sabía dada por un Dios sabio que busca nuestra felicidad.

Continuará…

Del folleto “Las Leyes del Matrimonio” escrito por Pr Efraín y Mireya Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS