Jovenes

 

 

UN JOVEN CON VISIÓN 4: "DECISIONES OPORTUNAS" (parte 1)

2017-03-09 Por: Pr. Juan Estrada 14

La historia de Daniel la podemos llamar cruel, no sabemos exactamente como fue el momento en que lo capturaron, como fue su viaje hasta Babilonia y las penas que paso durante el camino, ni cuál fue su primera impresión al llegar a Babilonia, tampoco sabemos cuál fue su reacción cuando le dijeron que había sido elegido para formar parte de los que participarían de los elegidos para el rey.

Daniel, aunque era un joven, él sabía en donde estaba y sabía que podía confiar en su Dios, a pesar de las dificultades él debía tomar decisiones oportunas, que le ayudarían a visionar su futuro en la corte y en su relación con Dios o simplemente dejarse llevar por la oportunidad de estudiar en el mejor lugar del mundo y mezclarse y hacerse un caldeo más. Su decisión de dejarse llevar o decidir mantener su fe en el Dios de sus padres, sería el principio para un futuro emprendedor.

Como joven cristiano, ¿qué decisión tomarías si tuvieras la oportunidad de estudiar en la universidad más prestigiosa y que sabes que intentará o buscará la manera de cambiar tu percepción sobre tu Dios? ¿Te mandrias firme en tu posición o te dejarías llevar por la corriente? Las decisiones que se toman a tiempo son aquellas que afianzan y garantizan tu futuro y si en esas decisiones Dios está presente y si dejas que Él las dirija, tu futuro será bendecido más de lo que tú esperas.

Daniel tenía que tomar la decisión más importante de su vida, la primera decisión que debía tomar Daniel era sobre la alimentación, las escrituras dicen: “… propuso en su corazón no contaminarse con la comida del rey” (Daniel 1: 8). Esta es una forma directa de la oposición de Daniel de entrar directamente a la cultura caldea, prefiere mantener su identidad al pedir de comer solo verduras y agua (Daniel 1: 12). El verdadero significado de esta elección va más allá de un estilo de vida saludable, el asunto presente es meramente religioso, ¿Por qué religioso? Toda la comida que se ponía a la mesa era comida que había sido ofrecida a los dioses como una ofrenda, comerla era reconocer la dadiva de esos dioses, además de la mezcla de la carne de animales puros e impuros según la prescripción de Levítico 11, otra de las razones era la forma en que mataban a los animales, ellos no usaban el método judío de desangrado de los animales (Levítico 17: 13-14) y era muy común comer la carne con sangre. Todo esto llevo a Daniel a tomar la decisión de mantener el régimen establecido por Dios desde la creación del mundo, tener una dieta vegetariana (Génesis 1: 29).

Continuara en las próximas publicaciones…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS