Jovenes

 

 

HAY QUE SUMERGIRSE 2

2022-02-17 Por: Pr. Juan Estrada 53

Puedes estar en lo más alto del éxito de esta vida, a pesar de haber alcanzado todo lo que te has propuesto, aunque siempre hay algo que te falta, si te pones a analizar tu vida podrás darte cuenta qué es lo que te falta, todo lo que vives es parte de la enseñanza para tu futuro. No importa el puesto, el poder que tengas o la posición en la que te encuentres actualmente siempre te hará falta algo.

Es aquí cuando el consejo de alguna persona, ya sea cercana o desconocida puede venir de repente y sugerirte qué es lo que te hace falta en tu vida, tendrás dos opciones, la primera será aceptarlo y buscar esa opción que te falta, la segunda sería rechazarla y seguir viviendo en la ignorancia de tu vida. Dios utiliza personas cercanas o distantes para anunciar tu mensaje importante para tu vida.

Es probable que Dios te tenga que enviar a un lugar, a un punto o a un sitio en el cual probablemente no te sientas cómodo, cuando decides tomar la decisión de empezar, te darás cuenta que las cosas empiezan a ponerse un poquito difíciles, te darás cuenta de que aparentemente no encontrarás de forma rápida lo que buscas, pero es el principio del cambio que va a enfrentar tu vida.

Quizás quieras ofrecer tus bienes materiales a cambio de encontrar la paz, la esperanza, la alegría, entre otras características que buscas para tu persona. Cuando llegue el momento exacto esperas encontrarte directamente con quién va a restaurar tu vida y de pronto te darás cuenta que las cosas no son como las esperabas, Dios utilizará a una tercera persona si es posible para comunicarte el mensaje que Él tiene para ti, tienes dos opciones, la primera opción es actuar como Naamán y pensar que tu posición no te permite humillarte para experimentar un cambio. La segunda opción es aceptar la recomendación de Dios y empezar a vivir la vida conforme a su voluntad. Querido joven el enemigo no estará contento si decides aceptarla segunda opción.

Siempre hemos querido que las cosas de Dios sean de una manera fácil y sencilla, es aquí cuando entran en juego otras personas que Dios tiene preparadas para que te ayuden a tomar una decisión. En el caso de Naamán fueron sus soldados, en tu caso podrán ser amigos, familiares o alguna persona que Dios designe para tal acción. Cuando reconozcas que las cosas podrían ser mejor si decides aceptar la segunda opción, entonces decidirás bajarte del caballo de la vida y no compararas lo que pierdes por humillarte ante Dios.

No será fácil el enemigo también trabaja y buscara la manera de hacerte desistir y veras que aparentemente no hay cambios, pero lo que no sabes es que Dios está trabajando en ti, cuando salgas de la última sumergida, te darás cuenta que hay un nuevo corazón en tu interior, que ya no vives tú, que las cosas viejas pasaron y todo es nuevo.

Esta es la transformación que Dios te ofrece, para que suceda tienes que decidir sumergirte en las aguas de Dios.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS