Jovenes

 

 

¿Y SI DIOS NO TE RESPONDE? 1/2

2019-12-05 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 20

Quizá algunos al leer el título de este escrito ni siquiera lo van a leer, porque todos estamos acostumbrados a que nos animen, a que nos motiven, a que nos proclamen bendiciones o que nos den una palabra de fe, nos recuerden una promesa divina o todo lo que tenga que ver con nuestro propio beneficio.

 

Pero ¿Qué tal si Dios simplemente no responde?, y es allí como que no nos gusta esa palabra o simplemente no queremos que eso suceda.

 

A veces se nos olvida que Dios es el Señor y que nosotros sólo somos sus siervos, que Él es el Padre y que nosotros solo somos sus hijos, a veces tratamos a Dios como nuestro sirviente, como alguien que tiene que obedecer todos nuestros caprichos o suplir todas nuestras necesidades si o si, pero ¿Qué tal si Dios simplemente no responde?

 

Sería perfecto que todo fuera color de rosa, que todo en la vida fuera tranquilo, que Dios nos respondiera al mismo instante que pusiéramos delante de Él nuestras peticiones, que en los momentos de enfermedad Él viniera y sanara instantáneamente al pedírselo, que en el momento de escases rápidamente Dios proveyera lo que se necesita, que cuando problemas vengan rápidamente se solucionen o cuando nos veamos al borde de la muerte, Él nos rescate. Pero, ¿Qué tal si eso no pasa cuando nosotros queremos o en el instante que lo necesitamos?

 

Cómo que este mensaje no es de fe, ¿Verdad?, así parecería, pero realmente hoy quiero hablarles de eso, de FE.

 

Y es que FE no es creer sólo cuando Dios responde o sólo cuando veo que todo va excelente, FE es creer a pesar de no ver, FE es confiar a pesar de ver todo en contra, FE es creer, aunque Dios simplemente no respondiera.

 

Personalmente he pasado por etapas en los que he necesitado que Dios responda ¡Ya!, instantáneamente, momentos de angustia, quizá por enfermedad, quizá por escases o por situaciones que me roban la paz y orando a Dios he deseado que Él me respondiera en el mismo momento que se lo pido, pero simplemente Él no responde o no lo hace cuando yo he querido.

A veces me he confrontado en el hecho de reclamarle un trato especial por ser su hijo, por servirle, por buscarlo, pero ni siquiera eso me ha servido para que Él responda cuando yo he querido.

 

En ocasiones lo he amenazado diciéndole que ya no creería en Él o que dejaría de seguirlo si no me responde, sin embargo, nada de eso ha funcionado para que Él responda cuando yo quiero.

 

Entonces, en medio de esos momentos de enojo, frustración y angustia, he entendido que no se trata de lo que yo quiera, ni cuando lo quiera, ni como lo quiera, sino de CREER, de tener FE a pesar de cualquier cosa.

 

He aprendido a que mi FE no tiene que depender de lo que yo quisiera ver o de lo que yo quiero que Él me responda, he aprendido a seguir confiando en Él aun cuando humanamente me duele ver que no me responde o que simplemente calla.

 

He llorado en su presencia preguntándole el ¿Por qué? De muchas cosas, me he humillado a no más poder para poder entender algunos sucesos de mi vida y a pesar de todo ello a veces simplemente no lo he entendido en el momento, pero al pasar los años me doy cuenta que todo tenía que pasar de la forma que paso, porque Dios me enseño algo y al aprender una lección he podido transmitirla a otras personas que están pasando por lo mismo.

 

Autor: Enrique Monterroza

 

www.jovenes-cristianos.com/area-espiritual/meditaciones/iy-si-dios-no-te-responde.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS