Jovenes

 

 

ALCANZANDO METAS

2019-05-02 Por: Pr. Allan Machado 17

"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (3 Juan 1:  2)

El tiempo vuela; ya estamos casi a mitad de año. ¡Increíble! Tomemos un momento para contemplar lo que hemos logrado hasta el presente. Estoy seguro que Dios nos ha bendecido más allá de lo que estábamos esperando. Al comienzo del año nos propusimos metas, objetivos específicos y aspiraciones. ¿Cómo nos está yendo con referencia a estas resoluciones? Si crees que te estás quedando detrás, considera lo siguiente:

“Alcanzar metas es más difícil de lo que la gente se cree. Podemos tener un deseo intenso de ver cambios en nuestra vida--menos estrés, un estilo de vida más sano, más dinero en el banco--, pero alcanzar estos cambios envuelve mucho más que meras motivaciones, aunque estas sean necesarias también.” (Simple Tips for Achieving Goals: Harder AND Easier Than You Think! By Elizabeth Scott, M.S., February 22, 2012)

Todo lo que alcanzamos en la vida se logra a través de pasos. Para alcanzar nuestros objetivos y deseos necesitamos crear metas. A continuación encontrarás una lista de 10 pasos sencillos que te ayudarán a proponer y alcanzar tus metas.

  1. Escoge UNA meta: Esto es importante. Podrás alcanzar tus metas si te enfocas en ellas una a la vez. Cuando sientas que has alcanzado el objetivo y que se ha convertido en un hábito en tu vida, puedes comenzar con la meta siguiente.
  2. Comienza con algo sencillo y fácil: El camino más fácil al éxito en relación con las metas tiene que ver con escoger algo que ya estás haciendo, pero que quieres desarrollarlo como un hábito diario en tu vida. Esto te ayudará a crear la rutina que te preparará para comenzar a trabajar en metas futuras.
  3. Simplifica: Proponte pequeños pasos, objetivos específicos alcanzables, y determina pequeños pasos de avance que puedas lograr diariamente. El éxito comienza con pequeños pasos.
  4. Escribe las metas: Usa letras grandes y ponlas en algún lugar donde puedas verlas varias veces al día. Cuando escribes las metas las haces oficiales. Estas en serio…
  5. Mantente al tanto del proyecto diariamente: Si no te mantienes conectado con los objetivos no progresarás. Todo lo que se logra toma pasos diarios que transforman las metas en hábitos.
  6. Tienes que desearlo: Lo que no se desea no de obtiene. Crea metas que realmente deseas alcanzar o cambia la actitud de manera que aprendas a desearlas.
  7. Programa el tiempo y calendario: Con relación al tiempo y el calendario considera lo siguiente:

·         Prioriza: Gana tiempo dejando de hacer las cosas menos importantes y que no tienen valor. El tiempo dedicado al televisor o a la computadora puede ser usado productivamente.

·         Aprende a decir que no: Necesitamos aprender a decir que no a aquellos que demandan de nuestro tiempo para ser usado en cosas periféricas a las metas. Se puede decir que no en forma amable y a la misma vez ser firme en la decisión.

·         Haz tiempo: Para alcanzar las metas hay que hacer tiempo. Escoge el tiempo que le vas a dedicar al proyecto, ya sea temprano en la mañana o tarde en la noche, durante el almuerzo etc. Si sencillamente “no tienes tiempo” proponte levantarte más temprano.

  1. Se firme y a la misma vez flexible: Para alcanzar las metas necesitamos ser firmes. Hay que hacer el trabajo requerido aunque no tengamos ganas. A la misma vez debemos ser flexibles. Se puede preparar un plan alternativo para esos días cuando se nos hace imposible cumplir con los objetivos. Si tu meta es estudiar las Escrituras cada mañana, y sabes que el viernes estarás cargado de actividades desde el amanecer, busca la forma de aprovechar el tiempo de manera que encuentres el momento de hacerlo durante las horas del día. Recuerda, se firme con el plan original, este plan alternativo es solo para ocasiones excepcionales.
  1. Se positivo: Pensamientos de dudas, expresiones de desconfianza, aniquilaran las metas. Piensa y expresa cosas positivas. Robín S. Sharman (Who Will Cry When You Die?) sugiere que “Nos hablemos en voz alta  a nosotros mismos. Debemos usar frases que nos ayuden a enfocarnos en las metas durante las horas del día. Por ejemplo: Si la meta es comer saludablemente podemos decir, “Me siento contento de comer solo cosas saludables” o, si queremos ser más pacientes podemos decir, “Me siento feliz cuando soy paciente.
  1. Mantén tus metas en oración: Dios quiere que alcancemos metas elevadas que reflejen su carácter y principios. Pidamos por su ayuda. A medida que oremos y trabajemos conscientemente para alcanzar las metas, veremos la mano de Dios dirigiendo cada paso y seremos exitosos.

Es mi oración querido joven que seas capaz de alcanzar tus metas en la medida que te entregues a servir y amar a Dios “...con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deuteronomio 6:  5NVI).

Que Dios te bendiga siempre.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS