Jovenes

 

 

JÓVENES TRIUNFADORES 4

2018-07-05 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 20

¿QUÉ PUEDE HACER UN ADICTO PARA RECUPERARSE?

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordia; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.”   (Salmo 103: 3 - 5)

Caer en las redes de la droga es lo más fácil del mundo, lo más difícil y casi imposible es salir de ellas. Ahora, ¿Qué puede hacer un joven que hoy está atrapado en el angustioso mundo de las drogas y desesperadamente quiere salir de ellas y no puede? ¿Habrá alguna forma de liberarse del vicio?

Estas son nuestras recomendaciones:

Primero: Todo drogadicto debe aceptar que tiene un gravísimo problema y necesita una ayuda urgente. Muchos jóvenes no logran liberarse porque no aceptan que tienen un serio problema. Piensan que tienen suficiente fuerza de voluntad y dominio propio para salir en cualquier momento.

Las cosas pueden agravarse cuando la persona deja pasar más tiempo en el consumo de estas sustancias tóxicas. Más tiempo significa más esclavitud; y a mayor esclavitud más difícil es la liberación. Es necesario que los que quieran sanarse actúen a tiempo.

La drogadicción, es una situación difícil y complicada; sin embargo, hay algo más que comprobado, acudiendo y clamando al poder de Dios y a través de Jesucristo se puede conseguir una contundente liberación. Dice la Biblia que para esto vino Jesús al mundo, para deshacer las obras del diablo que es: esclavitud, degeneración, violencia y muerte.

Es mediante el sacrificio expiatorio y la sangre de Jesús derramada por nosotros en la cruz del calvario como los seres humanos son liberados de toda esclavitud satánica. El Espíritu Santo es el que hace efectiva la obra mediadora de Jesús a favor de cada pecador. Sólo a través de Jesucristo el Hijo de Dios se puede cambiar positivamente el curso de toda una vida.

Segundo: Toda persona que desesperadamente clama por una liberación de las drogas, debe solicitar una ayuda profesional. Debe acudir a un centro o una persona preparada para esto. Jóvenes, el tratamiento para la drogadicción no es cuestión de brujería ni de sahumerio.

En la guía telefónica de su ciudad están los teléfonos y las direcciones de los centros de desintoxicación y asistencia inmediata para personas con este tipo de situación. Nadie debe tener pena ni temor para solicitar esta ayuda.

Joven, el tercer paso que debes dar hoy mismo para que salgas del mundo de la droga es romper en este momento todo contacto y comunicación con los distribuidores de drogas; sean estos amigos, compañeros de trabajo, familiares o vecinos. Es mejor quedarse solo, sin amigos sin familiares ni parientes pero libres y dueños de uno mismo.

Por tu propio bien, por tu propia salud, por tu propia salvación espiritual huye, múdate si es posible, cambia de trabajo o de ambiente. Cambia tu número telefónico, cámbiate de colegio.  Si necesitas nuestra ayuda escríbenos a alguno de los   emails que encuentras en esta página, podemos orar por ti y darte el apoyo que tanto necesitas ahora. Pero rompe ahora mismo con los distribuidores de drogas, los parásitos que solo viven de tu dinero.

Saca de tu casa cualquier sustancia toxica, no la regales, ponla en la basura, ese es el lugar donde debe estar. Ayuda a otros a salir de ese infierno. Ayudar a otros siempre trae grandes satisfacciones. Algo que te va a ayudar es asistir a la Iglesia. Cuando las cosas no están bien, el templo es un buen lugar para ir a orar y clamar a Dios por nuevas fuerzas.

La lectura de la Biblia es una excelente terapia para recobrar la autoestima que se ha perdido. La lectura de la Biblia va a ser de gran utilidad para tu vida ya que te va a enseñar cuál es ese Dios del cual hablamos. Vas a descubrir que Dios es un Ser real y personal. Un Dios que siempre se ha dado a conocer. No es un Dios imaginario. El oye, responde y se ha dado a conocer en la persona de Jesucristo.

La mejor forma de conocer a Dios es a través de la lectura de la Biblia; escucha por un momento algunas de las maravillosas promesas de Dios para aquellos que ahora son esclavos de la drogadicción:

“Clama a Mí y Yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.” (Jeremías 33: 3)

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” (Salmo 46: 1)

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordia; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.” (Salmo 103: 3-5)

“Enfermos y afligidos, por sus propias maldades y pecados.; no soportaban ningún alimento, ya estaban a las puertas de la muerte. Pero en su angustia clamaron al Señor y Él los salvó de la aflicción. Envió su palabra y los sanó, los libró del sepulcro, den gracias al Señor por su amor, por lo que hace a favor de los hombres.” (Salmo 107: 17–22).

Si por casualidad hay algún joven o alguna otra persona que ha estado tratando escapar de las drogas y todo ha sido en vano; yo te invito a que ahora mismo vengas a Jesús. La Biblia dice que Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre. Te voy a invitar a que oremos juntos y recibas hoy mismo el poder de Jesús para romper las cadenas de la drogadicción. Di conmigo la siguiente plegaria:

“Mi querido y tierno Padre Celestial, en este momento vengo a ti confiadamente para que me ayudes a vencer esta adicción que está arruinando mi vida. Perdóname por haber estado abusando del cuerpo y de la mente que me has dado. Gracias porque todavía me amas y sufres como yo estoy sufriendo por esta triste condición en que me encuentro. Señor, me arrepiento de todo corazón por haber escogido este camino destructivo. He perdido mi fuerza de voluntad, mi estima propia y he jugado con mi salvación espiritual. Señor, hoy vengo a ti para ser libre; me declaro culpable e impotente; y hoy acepto a Jesús como mi único Señor y Salvador. Gracias por tu perdón y por atender esta humilde plegaria. Gracias en el poderoso y único nombre de Jesucristo. Amén.

Dios te bendiga siempre

Continuará...

Del Folleto "Jóvenes triunfadores" Autor: Pastor Efraín A. Sánchez.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS