Jovenes

 

 

JÓVENES TRIUNFADORES 2 (Parte 1)

2018-06-14 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 13

CAMINOS EQUIVOCADOS

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”. (1 Corintios 3: 16-17)

Apreciados jóvenes, entiendan, razonen y acepten que en este mundo hay caminos muy pero muy equivocados. Si tomas uno de estos caminos equivocados lo único que vas a conseguir es un futuro desgraciado, hasta el punto de convertirte en un miserable despojo humano.

Un camino equivocado siempre termina en ruina, en lágrimas para los angustiados padres y vergüenza para el resto de la familia. Hoy se cuentan por millones las personas que lamentan haber tomado un camino equivocado durante su juventud.

Jóvenes, tengan mucho cuidado con algunos caminos equivocados y devastadores que existen en este mundo. El primer camino angustioso, terrible y mortal es el camino de las drogas. Es un camino tan peligroso que destruye el cuerpo, la mente, la familia, los afectos y desgraciadamente es un camino que lleva a la perdición eternal.

Hoy, las cárceles, los cementerios e instituciones para enfermos mentales están repletos de personas que han preferido seguir el camino de la drogadicción. Jóvenes, el uso de las drogas es una verdadera maldición que reina poderosamente en el mundo. Hay millones de seres humanos atrapados en el vicio; son personas que maldicen el día en que decidieron probar por primera vez la sustancia que hoy los esclaviza.

COMIENZO EN LA DROGADICCIÓN

Ahora, si las drogas destruyen el cuerpo, destruyen la mente y convierten a las personas en pobres despojos humanos, ¿Por qué mayormente los jóvenes caen tan fácilmente en ellas?  ¿Cuáles son las razones por las cuales un joven se convierte en un drogadicto?

Les voy a mencionar por lo menos cuatro razones fundamentales. Cuatro formas que hay que evitar para no ser un esclavo del vicio:

1.     La curiosidad

La primera forma de convertirse en un drogadicto es la curiosidad. La curiosidad es una de las características naturales de la juventud. El joven todo lo quiere indagar. Todo lo quiere probar; todo joven quiere convencerse así mismo de todo.

Hay un momento en la vida del joven cuando en el colegio, en la comunidad y entre sus amigos más cercanos oye lo suficiente sobre las engañosas maravillas de las drogas. Le dicen que son buenas, que son inofensivas, que ayudan a sentirse bien. Por otro lado, ven que muchos las consumen y se sienten bien. Es en este momento cuando se despierta la curiosidad.

Durante la etapa de la curiosidad el joven se hace las siguientes preguntas: ¿Si será verdad que las drogas producen placer? ¿Será que me voy a sentir bien si pruebo? ¿Valdrá la pena probar, aunque sea un poquito? Viéndolo bien, si no me gusta o me cae mal lo dejo y se acabó el asunto.

Apreciado joven, debemos recordar que no solamente las ratas y los conejos mueren por su curiosidad, también los seres humanos mueren por ser curiosos. Tratar de convencerse por uno mismo no es siempre la mejor decisión que uno pueda hacer. La curiosidad a veces es el comienzo de una maldición.

Si existen datos alarmantes sobre la desgracia de las drogas, si existen estadísticas, si a cada instante vemos muerte y miseria por todas partes, si vemos con nuestros propios ojos a centenares de enfermos mentales y gente presa por culpa del tráfico de drogas, ¿Por qué todavía hay jóvenes que insisten en que tienen que probar para convencerse así mismo? La mejor manera de acabar con la curiosidad es abrir los ojos y ver la realidad.

2.     La imitación

Jóvenes, la segunda forma de convertirse en un adicto a las drogas es mediante la imitación. Cuando uno es joven uno quiere en forma natural pertenecer a un grupo. Ningún joven desea ser diferente y estar aislado de los demás; y la única forma de pertenecer al grupo es siendo como ellos; si no eres como ellos, entonces eres rechazado, ridiculizado y estas condenado a quedarte sin amigos. Desgraciadamente en muchos lugares el grupo que controla y el más popular es el de los consumidores de sustancias tóxicas. Es el grupo que atrae, que traza los programas y absorbe la atención de todos. Es el grupo en los que todos quieren pertenecer. Es el grupo que está de moda.

Para cualquier joven es difícil estar aislado ante un grupo tan atrayente, tan absorbente y tan controlador como es el grupo de los consumidores de drogas. Para estar ajenos y rechazar a ese grupo, lo único que se necesita es tener valor, tener dominio propio y, sobre todo, una personalidad bien definida. Estas virtudes se consiguen solo cuando el joven ha sido debidamente instruido con principios religiosos y morales firmes y sólidos.

Hoy se sabe que aproximadamente un 75% de los drogadictos se iniciaron por la presión del grupo dominante. Este 75%, en un momento de su vida prefirieron ser imitadores; no quisieron ser ni diferentes ni personas aisladas. Hoy, viven un infierno, solos y arruinados física y mentalmente. Ahora ellos se preguntan ¿Dónde está el grupo que los inició y los entusiasmó? Afortunadamente ese grupo ya no existe. Unos están en el cementerio. Otros están en prisión, otros en centros de rehabilitación. ¿Se dan cuenta que en la vida muchos se arruinan por unirse a un grupo equivocado? ¿Se dan cuenta que en el camino de la drogadicción es sumamente fácil iniciarse, pero es casi imposible salir de ese miserable y angustioso infierno?

Continuaremos con la 2ª parte Jóvenes triunfadores. - El Joven y el cigarro…

Que Dios te bendiga siempre

Del Folleto “Jóvenes triunfadores” Autor: Pastor Efraín A. Sánchez.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS