Jovenes

 

 

EL NOVIAZGO 3

2018-05-17 Por: Pr. Juan Estrada 23

Rumbo a la conquista

Después de haber madurado y haberte conocido a ti mismo, como chico o como chica, después que se ha dedicado cada cosa a su tiempo; es cuando llega el momento tan deseado, el tiempo de amar, el tiempo de buscar a esa persona especial a la que le quieres brindar todo tu amor, tu ternura, pasar los mejores momentos a su lado.

Cuando llegue el momento de empezar a buscar a esa persona especial, hay que pensar y ser cuidadoso en donde buscar, algunos piensan que el mejor sitio para ir en busca de la conquista es un baile, un bar o un karaoke, o también podrías pensar que, si estas bajo ciertas influencias es más fácil, como alcoholizado o drogado. Lo único que se puede conseguir en esos sitios o bajo ciertas substancias malsanas, son problemas, desilusiones, enfermedades y un sinfín de cosas negativas.

Antes de empezar tu búsqueda, debes conocer cuál es el deseo de Dios para ti y para tu futura relación, lo primero que debes hacer es estar en armonía con Dios y que te ayude a buscar en los sitios correctos, y que puedas elegir bien a la persona que buscas y con la que quieres compartir bellos y lindos momentos de la vida. Pídele a Dios que te ayude a desarrollar mejor tu carácter para que te presentes tal como eres.

Rodéate de amigos y amigas, observa al sexo opuesto y entre ellos, mira las cualidades que cado uno(a) tiene, conócelas en su ambiente y su mundo, en la vida real, así te podrás dar cuenta a quien podrías elegir y quienes descartar. Al hacer esto te das cuenta que no sólo buscas una persona que agrade a tus ojos, sino que sea una buena compañía, una buena persona, sincera y que juntos sean una pareja que tenga estabilidad.

En la relación que pienses tener debe abarcar el propósito principal de una relación, y esta es que juntos puedan llegar al matrimonio.

Las palabras de Salomón nos ayudan a aclarar el tema de hoy y dice: “Cuando habla, lo hace con sabiduría; cuando instruye, lo hace con amor” (Proverbios 31: 26). La persona que elijas en tu plan de conquista, debe ser una persona que de su corazón salgan palabras que sean nobles, de amor y bendición para ti y tu relación, palabras que les ayuden a crecer juntos, no sólo de él o ella sino también de ti. Si de ti, aun no salen estas palabras es que posiblemente tu preparación y tu proceso de maduración como persona no está completa, recuerda que no te puedes adelantar al tiempo, y todo tiene su tiempo, sino estás listo, pronto llegará el tiempo de amar.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS