Jovenes

 

 

LAS NORMAS DEL SEÑOR PARA ALCANZAR EL ÉXITO (2ª Parte)

2018-03-29 Por: Pr. Juan Estrada 20

La semana pasada vimos los primeros puntos para alcanzar el éxito, juntos aprendimos sobre la integridad, la consagración y la libertad.

4.      La entrega.

El Espíritu Santo tiene el poder de entregar el poder moral y dones que serán doblemente bendecidos si son puestos al servicio de Dios. 

Dios no quiere medias entregas, Él quiere una entrega completa, no le importa tu condición, ni tu situación, ni posición, Él acepta sin vacilación, pues ha pagado el precio más alto del universo, pues su sangre te redimió y te da la oportunidad de elegir. 

Él te ofrece la oportunidad y además te deja elegir, y te dice: “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia” (Deuteronomio 30: 19); las opciones las ha puesto en la mesa, tú solo tienes que elegir, a pesar de que te permite elegir, Él te sugiere que escojas la mejor opción, y te dice “elije la vida” pues esta opción te permitirá vivir mejor. 

Pero recuerda, te dice el Señor que cada una de las opciones tiene consecuencias futuras, y estas opciones son: “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal” (Deuteronomio 30: 15). La vida te lleva a heredar la vida eterna, y la muerte a la perdición eterna. Si tú eliges realizar una entrega completa al Señor, Él se regocija junto con sus ángeles que “habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente” (Lucas 15: 7). 

La entrega debe ser completa, el destinatario la espera pacientemente. 

5.      La correcta elección del destino.

Es necesario saber elegir, hacia donde quieres llegar, ¿Qué destino has elegido en la vida? El mundo ofrece muchas opciones, muchas son interesantes, un sitio paradisiaco, un lugar con preciosas vistas o quizá quieras elegir tenerlo todo. El Señor quiere que todo joven, empiece a invertir para poder llegar al lugar correcto, Jesús en una ocasión dijo: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan” (Mateo 6: 19-20), Él te está invitando a pensar en tu futuro hogar, que pienses en el destino final, y que cuando llegues allí, puedas recibir el patrimonio que creaste cuando pusiste tu tesoro en las manos del mejor inversor del universo. 

El destino de tu vida, debe ser elegido por ti, el Señor te ofrece un mejor lugar, un lugar donde “ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21: 4), donde son “nuevas todas las cosas. […]; porque estas palabras son fieles y verdaderas” (Apocalipsis 21: 5). El mejor lugar para elegir la vida, es el sitio donde Dios esta, porque podremos estar junto a Él, y vivir con Él por la eternidad, y conocer los grandes secretos de la vida y ver la fuente de donde fluye el amor, la esperanza y la fe. 

¿Ya has elegido tu destino? 

6.      La exploración de la palabra.

“Escudriñad las escrituras” porque ellas dan testimonio de mi (Juan 5: 39), fueron las palabras de Jesús. Es la palabra del Señor la que refleja el verdadero carácter de Dios, todo lo pasado antes de la venida del Mesías prometido, era sombra de lo que habría de venir, a través de su nacimiento, su ministerio, su muerte, su resurrección y su ascensión al Padre, había sido escrito por los profetas que le antecedieron, cada uno de ellos vivía con la bendita esperanza de ver al Mesías, al Hijo de Dios. 

A través de los años muchos han creído en Jesús porque han encontrado la verdad en su palabra y han sentido la necesidad de un Salvador y han sentido el cambio que Dios ha hecho en ellos a través de Jesús por medio de la obra del Espíritu Santo. 

Querido joven, deberías sumergirte en la palabra de Dios, busca un momento para escudriñar la palabra del Señor, y deja que Él cambie tu corazón. 

El tiempo es ahora, no lo dejes para mañana, porque mañana podría ser muy tarde, comienza a leer lo que Dios dejó escrito para ti.

El éxito no es para esta tierra, no importa cuántas veces caigas y te equivoques, todo eso te hará más fuerte, y como dice aquel himno que se titula “El camino es escabroso,” en la arena están las huellas de los que pasaron ya, ya se acerca Canaán, querido joven, no desmayes, que tu galardón está contigo y con él tu salvación. El éxito de la vida lo obtendrás cuando en aquel día glorioso, levantes tus manos y digas: “He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación” (Isaías 25: 9).




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS