Jovenes

 

 

LOS PROBLEMAS EMOCIONALES 3

2017-06-01 Por: Pr. Juan Estrada 15

Tú y yo somos importantes para el Señor, Él nunca nos abandonará y tampoco nos dejará, esa es su promesa más grande, cobíjate en la familia de Dios. Aun sabiendo esto muchas personas se sienten solas porque saben lo que Dios puede hacer, pero no lo han experimentado.

Existe otro factor que influye en las personas que se refugian en la soledad y es por “las relaciones sociológicas,” relacionarse con los demás es un problema para todos, pero muchos superan sus miedos entrando al ruedo y enfrentando sus temores, y buscan rodearse de amigos, compañeros y hasta su pareja. Pero las relaciones sociológicas también son un factor para algunas personas de buscar mejor el rincón de la soledad, como refugio.

Hacer amigos no es fácil, hay que efectuar cambios en nuestra forma de pensar, de hablar y aprender a aceptar las opiniones de los demás, también es aprender cómo afecta a nuestras emociones sus actitudes, sus pensamientos y sus acciones. Y muchos temen, que la sociabilización afecte su forma de ser y prefieren encerrarse en su mundo, la sociabilización no es para ellos, y piensan que es mejor estar solo que mal acompañado. Ante esta percepción de los amigos y de las relaciones con personas externas, las personas se bloquean cuando se ven obligados o pasan situaciones similares, sienten que quedarán en vergüenza, o que dirán algo que no viene al tema.

Otros problemas de las personas que no son sociales, es que quieren que todo lo que necesitan sea suplido de forma inmediata, evitan ser controlados por personas ajenas a su mundo, en ocasiones se sienten víctimas de lo que llaman el sistema.

No es fácil ayudar a una persona que no es social, se les puede ayudar enseñándoles de sus verdaderas necesidades, debemos empatizar con ellos e involucrarlos en actividades sencillas para que pierdan el temor a la sociabilización. Buscar con ellos trastornos en el pasado o malas experiencias y ayudarlos a superar sus miedos.

Dale la oportunidad a otros de ayudarte, comienza pidiéndole al Señor que haga un nuevo corazón en tu vida y dile “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.” (Salmos 51: 10), si tu petición es sincera el Señor te dará “un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos” (Ezequiel 11: 19), que el Señor te pueda ayudar a crear en ti una nueva vida personal y social.

Vamos a continuar con el tema la próxima semana y veremos otro factor que influye en la soledad.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS