Jovenes

 

 

EL NOVIAZGO 2

0000-00-00 Por: Pr. Juan Estrada

El tiempo

Cuando empiezas a sentir las mariposas en el estomago por esa personita que te gusta, es el momento cuando sabes que una posible relación podría ser posible. Aunque esta inquietud, se empieza a ver entre los 11-16 años, debemos tener en cuenta algunas cuestiones importantes, tanto física, mental y emocional.

En este rango de edad, nuestro cuerpo se está desarrollando, empiezan a ver cambios físicos en el cuerpo, en los chicos, la voz se agudiza, el crecimiento de estatura, la maduración sexual, en las chicas empieza el desarrollo de los pechos, y la primera regla, en ambos sexos empiezan cambios físicos tanto visibles como no visibles.

Esta etapa de la vida, no tenemos la capacidad completa de conocernos a nosotros mismos, y es muy difícil de empezar a conocer a otra persona, sobre todo del sexo opuesto. En esta etapa de tu vida, podríamos sugerirte en vez de entablar una relación, es mejor pensar a dedicarte a emplear tu tiempo en proyectos para tu vida, dedica tiempo a tus amigos y amigas, sé el mejor amigo de todos, desarrolla virtudes que te ayuden a ser una mejor persona, como meterte de lleno en los estudios, a la familia, a pasar tiempo con ellos, y porque no, divertirte de forma sana y segura.

Mientras más crezcas como persona, mejor desarrollo tendrás y mejor capacidad como persona, usa esta etapa de tu vida para crecer en todos los ámbitos, las relaciones que crees ahora, muchas serán las que se mantendrán en el futuro, y la cuales estarán allí cuando se necesiten, ten mejores amigos, mejores amigas, se un amigo y un compañero de todos.

Es necesario que aprendas a conocerte a ti mismo, para que cuando llegue el tiempo correcto, tengas la capacidad de empezar a conocer mejor a esa persona especial que un día se cruzará por tu camino; entre más preparado estés, podrás ofrecer una mejor calidad a tu relación.

Usa el tiempo sabiamente, Salomón escribió: “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo” (Eclesiastés 3: 1 NBD), todo absolutamente todo tiene su tiempo, hay un tiempo para crecer y desarrollarte, un tiempo para ser amigo, para reír, un tiempo para todo, y al amor también le llegará su tiempo.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS