Familia

 

 

LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS 3

2017-03-28 Por: Pr. Juan Estrada 15

LA FILOSOFÍA DIVINA DE LA EDUCACIÓN  "JOSÉ Y MARÍA"

A María le apareció un ángel y recibió la noticia más grande y esperada por muchas mujeres, desde que entro el pecado en el mundo, se anunciaba el nacimiento del hijo de Dios. Su nacimiento tuvo origen en los planes de Dios y era poner en marcha el plan de salvación, restaurar la humanidad caída y restaurar el plan original de Dios, pero, ¿cómo se preocuparon sus padres, para que su hijo cumpliera su misión?

En la Biblia encontramos pocas referencias de la niñez de Jesús, y la de su educación, pero si podemos tener claro que su educación durante su niñez fue basada en las escrituras, siguiendo los principios dados por Dios a su pueblo en la forma de cómo deberían educar a los hijos, cada jovencito debería ser educado en la bondad y grandeza, especialmente en la forma como se revelaba Dios a través de su ley y en la historia de su pueblo, como Dios había hecho los más grandes milagros para hacer a su pueblo una nación libre.

María se preocupó en instruir a su hijo Jesús, en los principios fundamentales de las escrituras, le enseño la importancia de amar a sus semejantes como a sí mismo, de amar a Dios sobre todas las cosas, le enseño también sobre el libro de la naturaleza y como Dios se refleja en ella, aprendió que la humildad y la sinceridad son principios fundamentales del carácter del hombre.

María consideraba que la verdadera educación estaba basada en que su hijo buscara a Dios. Sin duda alguna podemos afirmar que el pequeño Jesús se dedicaba diligentemente a actividades diversas, desde ayudar a José en la carpintería, a su madre en las labores de la casa y a estudiar las escrituras, aprender lo que Él en el pasado había dicho a Moisés y los profetas.

Todo niño puede aprender y ser educado como aprendió Jesús. Si hay un esfuerzo real y sincero de familiarizarse con nuestro Padre celestial mediante su palabra, los ángeles se acercaran, el intelecto se fortalecerá, el carácter se elevará y se refinará. Se debe aprender de la hermosura y la grandeza de la naturaleza, esto ayudará a que nuestros efectos se eleven a Dios. Toda buena relación con Dios, la comunión con Él y el fortalecimiento espiritual desarrolla las facultades mentales, morales y espirituales, estas se fortalecen mientras se cultivan pensamientos relativos a las cosas espirituales (White, DTG p. 51).

María comprendió que la filosofía divina de la educación está basada en cuatro aspectos importantes. Primero, la educación y comprensión de las escrituras, podemos tener muy en claro que Jesús dedicó sus primeros años al estudio de la palabra de Dios.  Segundo, estudiar y reconocer el poder de Dios a través de la naturaleza, el aprendió lecciones que el mismo había dado, las leyes que rigen los cielos, la tierra y el mar.  Tercero, la importancia en el desarrollo de actividades físicas y manuales, a fin de evitar los momentos ociosos para evitar la tentación y la creación de pensamientos malos.  Cuarto, un buen estado físico, su mente y su cuerpo se desarrollaban sanamente, a fin de mantener una buena salud, con el fin de poder desarrollar mejor sus tareas.

Si los padres se preocupan de poner en práctica estos puntos en el desarrollo de los hijos, entonces podremos entender el texto de Lucas 2: 52 que dice Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en el favor de Dios y de toda la gente” (NTV).

 Este tema continuará y la próxima semana continuaremos con el tema “la filosofía divina de la educación” la cuarta parte.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS