Familia

 

 

EL EVANGELIO 2

2021-10-05 Por: Pr. Juan Estrada 48

“EL MODELO PATERNO DE DIOS”

Dios en su grande amor paterno, se preocupa por nosotros, es capaz de hacer lo necesario para ver a sus hijos felices. En las Escrituras Dios aparece de muchas formas, pero una de ellas es el modelo paterno.

El modelo paterno de Dios se refleja en la imagen de Abrahán y su hijo Isaac, su hijo llegó a ser una promesa que se cumplió con su nacimiento, era a través de éste hijo  que la descendencia de su padre se haría realidad, Abrahán juega el papel de un padre amoroso y comprometido, capaz de hacer lo necesario para que su familia estuviera bien. Fue su fe la que le dio la fuerza para seguir los pasos que Dios le había marcado, todo lo que hizo Abrahán le fue contado como justicia y llego a ser llamado amigo de Dios. “Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios” (Santiago 2: 23).

El salmista lo declara de forma poética en Salmos 103. En este Salmo se hace una referencia a la misericordia de Dios, quien muestra su preocupación por nuestras dolencias, Él es quien perdona nuestros pecados, nos rescata de la oscuridad del pecado, sacia nuestras necesidades, también hace justicia, y a la vez es misericordioso y clemente, es a través de su misericordia que no guarda rencor y además olvida nuestras transgresiones que han sido perdonadas (Salmo 103: 3-12).

“Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen” (Salmos 103:13). Si un padre teniendo la condición pecaminosa se compadece ante su hijo que le pide perdón o se arrepiente por lo hecho; la misericordia de Dios es más grande que nuestro padre, el Señor se preocupa por nuestras vidas y nos enseña el buen camino que debemos seguir. Él muestra este papel ante nosotros porque nos hace una muestra de su eterno amor y misericordia. Dios en su grande amor paterno, se preocupa por nosotros, es capaz de hacer lo necesario para ver a sus hijos felices.

Otra figura del papel paterno de Dios, es la imagen del padre con el hijo prodigo. En Lucas 15: 11-32, se relata la parábola, del hijo que pidió lo que le correspondía de herencia. El joven quería vivir su propio ritmo de vida, cuando recibió su parte dejo su hogar, sin pensar en su padre. El joven vivió su vida hasta que se terminó lo que tenía, tuvo que humillarse y trabajar cuidando cerdos y fue allí donde quiso volver; y tomo el camino de regreso a su casa. Su padre, cuando lo vio, no dudó y corrió hacia él y lo abrazo, no miro su condición, a su padre no le importó y lo recibió de nuevo en su casa. De la alegría, le cambio sus vestiduras y celebró con él su regreso. La actitud del padre amoroso, es la actitud de Dios que está pacientemente esperando el tiempo necesario para recibir a su hijo sin importar la condición en la que vuelva.

La aplicación directa de la paternidad de Dios en el Nuevo Testamento, se encuentra en el Padre Nuestro de Mateo 6: 9-13, es aquí donde nos presentamos delante de Él para reconocerlo como nuestro dador y sustentador, como nuestro Padre. Un padre que provee para las necesidades de sus hijos, que muestra su voluntad y su misericordia al perdonar y olvidar el pecado que se ha confesado, que cada día provee la protección para aquellos que la solicitan, el Señor muestra su papel paternal al brindarnos cada día su misericordia hacia nosotros.

El papel paternal de Dios nos ayuda a comprenderle de forma más clara.

La próxima semana veremos "El modelo matrimonial de Dios".     




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS