Familia

 

 

LA FAMILIA 6: "Y LA FE"

2021-02-16 Por: Pr. Juan Estrada 40

“Oye, [...] Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas” (Deuteronomio 6: 4-10); este texto nos habla de la importancia que hay en la familia de enseñar los principios cristianos y de sembrar la fe en los hijos.

Ahora ¿La fe es hereditaria? ¿Pueden los hijos heredar la fe de sus padres? los hijos pueden llegar a creer lo mismo que sus padres. Existe un factor importante en un hogar cristiano, la forma como se viva la fe, es la que hará que los hijos se mantengan dentro de la misma, si la religión en casa es estricta, donde todo se lleva a obligaciones, prohibiciones y a fanatismo, es muy seguro que los hijos cuando tengan la capacidad de elegir, decidan dimitir de la fe de sus padres.

Otra forma de vivir la fe, es llevar el tema de la religión a la ligera, donde se cree que Dios está presente, que es lo bueno y lo mejor, pero que no es necesario en la práctica, donde todo se vale, donde se hace lo malo, pues no pasa nada y se usan frases como “Dios entiende, es la edad, etc.” Una fe tibia hará que los hijos tomen la decisión de relajarse o alejarse por completo de la fe.

La otra forma se basa en una fe equilibrada, si los padres mantienen un equilibrio entre el legalismo y el fanatismo en la forma de vivir lo que se cree, ayuda a mantener una atmosfera mejor para los hijos; ayudando a crecer y creando en ellos una conciencia de lo que significa creer.

Si pensamos en estas tres formas de vivir la fe, ¿Cómo lo respondemos? Hemos empezado con un versículo que inicia diciendo “Jehová uno es.” Comienza aclarando que solo hay un Dios en quien creer, y continua "Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.” Se refiere a una entrega por completo ante el Señor, amarle con todo nuestro ser. Esta primera parte del versículo, es un mensaje para los padres, el cual se refiere a que ellos deben amar a Dios primero antes que sus hijos, en otras palabras, el Señor quiere que le reconozcan como su Dios, que le amen de forma incondicional, que experimenten una relación personal y única con Él a fin de que ellos puedan trasmitir a los hijos el verdadero concepto de la fe.

El texto continúa con estas palabras “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos.” ¿Cuáles son las palabras que le repetirás a tus hijos? Aquellas que has aprendido, enseñarles que solo hay un Dios y que esta sobre todas las cosas, que hay que amarlo, respetarlo y entregarle todo nuestro ser, permitirle que Él sea nuestro guía y nuestro salvador. Enseñarles la fe que profesamos es la labor que tenemos en nuestras manos, Dios nos ha dado la tarea de hacerlo cada día, hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes; es experimentar una relación de padres e hijos en una vida espiritual, creando momentos oportunos, siendo sinceros y capaces de trasmitir sin agobiar, dedicando el tiempo necesario para enseñarle el maravilloso plan que Dios llevó a cabo para rescatarlo.

Concluimos respondiendo a la pregunta anterior, la fe no se hereda, la fe se trasmite por medio de la experiencia personal e influye de forma constante en los hijos.

Continuaremos con “La familia 7” …




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS