Familia

 

 

EDUCAR PARA EL FUTURO

2020-09-22 Por: Pr. Juan Estrada 36

“Los padres deberían recordar siempre que sus hijos tienen que arrastrar estas tentaciones. Deben preparar al niño desde antes de su nacimiento para predisponerlo a pelear con éxito las batallas contra el mal” CN 21.

El enemigo ha extendido una gran red capaz de atrapar a aquellos ilusos que no están preparados para enfrentar a la vida, he aquí la importancia de la educación de los hijos. Los padres deben hacer de su hogar la primera escuela del niño, y es en ésta donde se debe empezar a preparar a los hijos e hijas para que puedan hacer frente a las asechanzas del enemigo. Es triste ver jóvenes sumergidos en los placeres egoístas y sensuales del mundo, todo porque no han sabido discernir los peligros ocultos del camino de la aparente felicidad.

Es por eso por lo que los padres deben tener la sabiduría y la prudencia necesaria para educar a sus hijos en una vida útil y feliz, sobre todo para tener un servicio elevado con un mayor gozo que sea ver a Jesucristo como su redentor. Todo radica en la instrucción, en la educación, en el amor y en la formación que puedan recibir en la primera escuela que es el hogar, esto convierte a los padres en los primeros maestros de sus hijos.

Si quieres que tus hijos pueden seguir el camino correcto, es necesario que no descuiden la obra de educación y formación en los pequeños de la casa. Recuerdas la oración de Jesús, Él le pidió a su Padre qué guardar a sus discípulos en este mundo y que los protegiera de la tentación. Esta debe ser parte de la oración de los padres, pedir a diario para que el Señor proteja a los hijos y los guarde la tentación que les acecha continuamente y así no puedan caer en las redes del pecado.

Todo lo que llegan a hacer los hijos de mayor es el ejemplo qué han aprendido de sus padres de pequeños. Los niños de pequeño son como una esponja absorben todo lo que se les enseña y lo que ven; es por eso por lo que el comportamiento de los padres también juega un papel importante dentro de la educación de los hijos. Todo cuanto hagamos, lo debemos hacer para glorificar el nombre de nuestro Dios.

La responsabilidad de educar a los hijos es de los padres.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS