Familia

 

 

PAPÁ NO MIENTE

2020-04-21 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 22

En las últimas semanas esa frase me ha sido bastante recurrente: “Papá no miente”, y es que la he usado en varias ocasiones con mi pequeño hijo Uziel.

Ayer mismo, la use, él quería un helado, pero teníamos que ir a otra parte antes de poder ir y comprar el helado.

Así que le dije: “Hijo, después de hacer lo que tengo que hacer, te llevo a comprar el helado”, él se quedó un poco tranquilo y yo cerré el momento diciéndole: “Recuerda que papá no miente”, el entonces sonrió y me dijo: “¡Sí!”, como aprobando mi frase.

Luego de hacer lo que tenía que hacer, que por cierto me tarde más de lo que esperaba, me dirigí hacia la venta de los helados, antes de entrar le dije: “Vez, te dije que te traería, papá no miente”, en ese momento con su carita de felicidad me respondió: “¡Si, Helado!”.

Cada vez que le prometo algo a mi hijo sé que se lo prometo porque sé que se lo cumpliré, entonces cada vez que le digo la frase: “papá no miente”, hay algo dentro de mí que me recuerda que, si yo en cosas tan sencillas como esas le digo a mi hijo que le cumpliré, aun siendo imperfecto, se y tengo la convicción que no le quedare mal, ¿Cuánto más nuestro Padre Celestial nos cumplirá?

Y es que muy seguido le prometo cosas a mi hijo, que sé que se las cumpliré, y de hecho trato de nunca quedarle mal, de siempre cumplirle, porque me llena de satisfacción ver su carita feliz al ver que su padre le cumplió lo que le prometió.

No dejo de pensar en lo que Dios es capaz de hacer, no dejo de comparar cuan seguro debería estar de que Dios cumplirá sus promesas sobre mi vida, y es que Dios no miente, la Biblia lo dice claramente:

Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente. Él no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir? (Números 23: 19)

Por lo que recuerdo nunca le he hecho una promesa a mi pequeño hijo sin cumplirla, Uziel cumplirá tres años en Junio y hasta la fecha he tratado de prometerle cosas que sé que podre cumplir. Dios es mejor aun cumpliendo sus promesas, El jamás va a prometer algo que no cumplirá, jamás te hará una promesa solo por hacerla, si Él te promete algo, es porque ha de cumplirlo en un tiempo perfecto.

Quizá los últimos días has estado dudando sobre esa promesa que Dios te dio hace un tiempo, quizá has pensado que son sólo ideas tuyas, que Dios no te ha prometido nada o que por tu falta de fidelidad a Él ya no cumplirá lo prometido.

Y es que tenemos que entender que Dios en su Naturaleza Divina trabaja o actúa de forma muy diferente a nuestra naturaleza humana e imperfecta. Dios siempre está dispuesto a cumplir lo prometido, pero también depende de nosotros creerlo y hacerlo por hecho. La Biblia habla sobre Abraham y dice lo siguiente:

Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia (Gálatas 3:6 (RVR60))

Cuando nosotros somos capaces de creer lo que Dios ha prometido, tenemos que tener la certeza de que Dios no nos quedara mal, que Él actuara, que Él cumplirá, que no existe nada ni nadie que pueda evitar que Él cumpla lo prometido.

Hoy quiero animarte a que le creas a Papá, Él jamás miente. Cuando Él nos prometa algo, debemos sonreír y sentirnos confiados de que eso ya está hecho. Cuando Dios promete es como que firmara el contrato de eso que te prometido y lo ha dado por hecho, por esa razón, confiemos, gocémonos en la bondad de Dios, gocémonos en su Fidelidad incomparable y en el hecho de que a su tiempo veremos su promesa cumplida.

No desmayes, no tires la toalla antes de tiempo, no quieras colgar los guantes, porque si Él te lo prometió, entonces simplemente sonríe, y sobre todo espera, porque Papá no miente. Él Cumplirá cada palabra de su promesa.

Recuérdalo siempre: “¡Papá no miente!”

Autor: Enrique Monterroza

www.jovenes-cristianos.com/area-espiritual/meditaciones/papa-no-miente.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS