Familia

 

 

EDUCANDO EN FAMILIA

2020-03-03 Por: Pr. Juan Estrada 37

En su sabiduría el Señor ha decretado que la familia sea el mayor agente educativo. En el hogar es donde ha de empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros, debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia, dominio propio. Si no se instruye correctamente al niño en el hogar, Satanás lo educará por instrumentos elegidos por él. ¡Cuán importante es, pues, la escuela del hogar! (EGW CM 103).

Instruye al niño en su camino, escribía el sabio. Educar de forma correcta a los hijos no es responsabilidad de los profesores de la institución educativa donde está tu hijo, por más renombre que tenga dicha institución no le darán a tu hijo o hija la educación correcta, la educación es responsabilidad del padre y la madre. El hogar es la primera escuela del niño, pues empieza aprendiendo desde el respeto, el dominio propio, la obediencia, los buenos modales y es donde recibe la base de los valores que le guiaran toda su vida.

La gran responsabilidad de educar e instruir a los hijos es para papá y mamá, es por eso que la atención y el tiempo que pasen juntos es primordial para su educación, estas bases, son importantes pues le guiaran a través de los años para ser mejores o peores personas, según el esfuerzo dado, serán hijos más obedientes o no.

La tarea de educarlos está en sus manos. Si omiten esta responsabilidad, el enemigo utilizará cualquier medio para educarlo a su manera, utilizará la TV, los videojuegos de violencia, el internet, las amistades y otros canales para llenar su tierno entendimiento con la basura necesaria para rechazar al mismo Dios.

A pesar de cualquier cosa, siempre hay nuevas oportunidades, y esta deben ser aprovechadas, te motivo para que busquen en familia a Dios y puedan crear del hogar un pedacito de cielo. 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS