Familia

 

 

CREA CONFIANZA CON TUS HIJOS

2020-01-28 Por: Pr. Juan Estrada 30

Los padres y las madres deben comprender su responsabilidad. El mundo está lleno de trampas para los jóvenes. Muchísimos son atraídos por una vida de placeres egoístas y sensuales. No pueden discernir los peligros ocultos o el fin temible de la senda que a ellos les parece el camino de la felicidad. Cediendo a sus apetitos y pasiones, malgastan sus energías, y millones quedan perdidos para este mundo y para el venidero. Los padres deberían recordar siempre que, sus hijos tienen que hacerles frente a estas tentaciones. Deben preparar al niño desde antes de su nacimiento para predisponerlo a pelear con éxito las batallas contra el mal. (MC 287).

Cada etapa del crecimiento de los hijos no es fácil, sobre todo si la educación inicial ha sido descuidada. Ya hemos mencionado en temas anteriores la importancia de empezar a educar a los hijos desde los primeros años de vida, pues en esta etapa es donde se colocan los fundamentos. Si se ha hecho una buena labor, por más difícil que sea la situación que se les presente, ellos sabrán actuar de manera prudente y responsable.

Aunque el enemigo cada día crea nuevas estrategias para tentar contra nuestros jóvenes, debemos ser conscientes de la importancia de prepararlos para estas asechanzas que atentan contra su persona y su vida, pues no está en juego su vida terrenal, sino su vida eterna.

Si tienes hijos en la etapa adolescente, no debes ignorar su comportamiento, aunque debes ser prudente en tu forma de actuar con ellos, debes ser un padre responsable para saber actuar en momentos precisos, es por esos que debes crear entre tú y tus hijos los valores importantes de la confianza y la amistad. Has de tu hijo un amigo, ayúdale a confiar en ti, aprende a escucharlo y guiarlo por el camino que debe seguir, que tus consejos no sean leyes que deba cumplir. Ellos deben aprender de tus consejos una lección que les ayude a poder actuar ante las circunstancias que se le presenten.

La tarea de educar no es fácil, el enemigo ha buscado la manera que todos descuiden esta labor y entretiene a los padres con otras responsabilidades como el trabajo, los problemas, en fin, un cúmulo de actividades, que no les deja tiempo para lo más importante de la vida, los hijos.

Los hijos son el regalo más grande que Dios ha dado a los padres, así que cuídalos y prepáralos para que un día puedan encontrase con su Padre eterno, no descuides su desarrollo espiritual, has que su fe crezca cada día y que encuentre en las Palabra de Dios las palabras que le enseñen a vivir la vida.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS