Familia

 

 

EL CICLO VITAL DE LA VIDA 9

2019-10-29 Por: Pr. Juan Estrada 25

El joven está en pleno desarrollo, el consejo es: “La discreción te guardará; te preservará la inteligencia” (Proverbios 2: 11).

El desarrollo cognoscitivo y tendencial, ayudan a crear un ambiente en la persona del adolescente.

Desarrollo afectivo

Gran intensidad de emociones y sentimientos hay desproporción entre el sentimiento y su expresión en las manifestaciones externas, son poco controladas y se traducen en tic nervioso, muecas, refunfuños, gestos bruscos, gritos extemporáneos, pasando con facilidad de la agresividad a la timidez.

Los conceptos básicos que intervienen en el desarrollo afectivo del adolescente, se encuentran en las necesidades tanto de carácter fisiológico y psicológico, dando lugar a crear el interés en un objetivo que llama su atención los cuales engloban reacciones a experiencias vividas

Desarrollo social

El adolescente desea independizarse cuanto antes de sus padres, pero le aguardan muchas actividades y decisiones importantes que tiene que tomar.

La adolescencia se acompaña con un poco de estrés relacionado con la escuela, la familia y los compañeros que a veces resulta difícil controlar. Para algunos la adolescencia es la época más difícil, muchos abandonan la enseñanza media (secundaria). Más aún, algunos sufren serios problemas de tipo emocional o conductual o viven en ambientes tan caóticos que cualquier periodo de su vida con muchos cambios les resulta difícil.         

A medida que crece, son mayores y más variadas las experiencias sociales, este contacto con la sociedad favorece un conocimiento más real de la sociedad. Mayor conciencia de los demás, así como una progresiva conciencia de pertenencia a una clase social; otras tendencias importantes son la madurez de la adaptación heterosexual, la búsqueda del estatus en el grupo de compañeros de la misma edad y la emancipación de la familia. 

En esta época aparecen rivalidades y luchas para obtener el poder y ejercerlo sobre los demás. Prueba sus fuerzas físicas y así se convierte en agresivo, lo que se manifiesta con ciertos actos exteriores (se golpean unos a otros), palabras agresivas (se insultan), manifestaciones reprimidas y ocultas, agresividad contra sí mismos, agresividad contra las cosas.

La situación del adolescente frente a la familia es ambivalente: Por una parte, está la emancipación progresiva de la familia, lo que implica un riesgo; y por otra, el adolescente percibe que su familia es fuente de seguridad y ayuda, con miedo a perderla.

Como ya hemos mencionado en el artículo anterior el joven está creando un autoconcepto de sí mismo. Es por eso que los padres deberían saber la importancia de ayudar a crear en sus hijos un concepto correcto, un concepto basado en principios y valores, que no solo les dé una identidad como personas, sino también como seres creados a imagen de Dios.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS