Familia

 

 

MALTRATO INFANTIL 6

2019-02-26 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 25

"Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar" (Mateo 18: 6 RVR60)

¿QUIÉNES SON LOS PRINCIPALES ABUSADORES?

Seguramente alguno se preguntará ¿Quiénes son los principales abusadores sexuales de nuestros niños? ¿Dónde están estos criminales? ¿De quién hay que cuidarse? Es muy triste y vergonzoso decir qué uno de los lugares peligroso puede ser el mismo hogar del menor, varias universidades y organizaciones estatales en el mundo entero han concordado al señalar que aproximadamente el 65% de los abusos y agresiones sexuales se cometen dentro del hogar del infante. Lo más preocupante es que se ha descubierto que casi un 70% de estos delitos son cometidos por familiares, amigos o parientes muy cercanos a los niños; las personas de gran influencia y de más confianza han sido las más peligrosas. Sólo el 35% de los abusos son  por parte de un extraño o desconocido. 

Por otra parte, en la mayoría de los casos, dice la doctora Amparo de Medina de la Universidad Javeriana de Bogotá, que el abusador es un pariente o generalmente se trata de un vecino muy cercano, una persona que no despierta desconfianza, ni al niño, ni a los familiares. Por eso ha llegado el momento de abrir bien los ojos, levantarse y actuar enérgicamente.

 Ahora ¿Por qué los niños no hablan ni denuncian a los que lo están abusando? hay varias razones: 

1.      Los abusadores, son personas de suma confianza y hasta parientes cercanos, han creado una gran confianza en el niño, estos adultos los halagan con suaves mimos, regalos antes y después del abuso.  Por ejemplo, en niños menores se produce una confusión o polarización de sentimientos, ellos podrían creer, que esta es la forma normal como los adultos tratan a los niños, sin embargo, internamente el niño percibe algo anormal, que contradice los halagos y el buen trato con los regalos y la conducta impropia y grosera de su agresor. 

2.      Los niños no denuncian a sus agresores por la diferencia de edad y tamaño, también por las amenazas del abusador y por temor a que no le crean y se complique más su situación. 

Dios los bendiga.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS