Familia

 

 

MALTRATO INFANTIL 4

2019-02-12 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 18

 "Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar" (Mateo 18: 6 RVR60)

EL ABUSO DEL NIÑO

Los niños tienen el derecho a ser respetados como personas, y ser respetados  por la familia y por el Estado; tienen derecho a ser educados, mantenidos, protegidos y tienen derecho a vivir completamente su niñez. Es decir, vivir esta preciosa y tierna etapa en toda su plenitud.

Es un serio pecado ante Dios y la sociedad, arruinar la vida de un niño; la niñez es una etapa de la vida, que Dios diseñó en los seres humanos para que sea tranquila, con inocencia y totalmente despreocupada; esta etapa, ha sido diseñada por Dios para aprender, para ser moldeados, para formar el carácter, para llegar a ser nobles, puros, santos y de gran utilidad para el bien de la humanidad.

Es en este medio de tranquilidad, dentro de la infancia dónde deben aprenderse los valores morales, tales como: la honradez, la honestidad, el respeto, la obediencia, la responsabilidad y sobre todo la reverencia y el amor a Dios, qué es el soberano creador de la familia humana.

Desgraciadamente, el cuadro que hoy vemos es altamente  preocupante. La injusticia y el maltrato infantil es tan grave en estos momentos que, según la Organización Internacional del Trabajo, hay nada menos que veinticinco millones de niños que están siendo explotados, en trabajos pesados cómo es la construcción, la agricultura, la minería y los basureros municipales; el 61% de estos niños explotados está en Asia, el 32% en África y el 7% en América Latina. Por otra parte, es aún más grave saber que hay también más de cuatro millones de niños que han sido convertidos en criminales, al ser involucrados forzosamente en la guerra, las guerrillas,  movimientos paramilitares y otros.

Es desgarrador ver en América Latina, en África y en Medio Oriente, a niños entre 10 y 14 años entrenados para asesinar, colocar bombas, incendiar y hacer actos terroristas; a estos niños se les ha sembrado el instinto criminal y asesino. Sobre la crueldad de tener niños en la guerra, un estudio reciente descubrió qué solo en una década cerca de dos millones de niños murieron en pleno combate y cuatro millones quedaron mutilados, ciegos o inválidos por las minas terrestres.

Pero realmente la más cruel e inhumana agresión que el mundo está proporcionando a los niños de hoy, es en cuanto al abuso sexual y la agresión; esta es la peor agresión pensando en las consecuencias de esta abominación, en la mayoría de los casos, las consecuencias son para todo el resto de la vida, el niño como persona queda marcado para siempre y solo Dios, la actitud y la recuperación de la autoestima, lo van a ayudar a rehacer su vida. Por culpa del abuso sexual durante la infancia, millones de personas sufren de angustia, sufren pesadillas, violencia, odio, disfunción familiar, baja autoestima, sentimiento de culpabilidad, tendencia suicida y desadaptación social.

Hoy se sabe que el 87% de las personas del mundo entero alguna vez, han sido víctima de contacto sexual indebido y atrevido. Las familias que tenemos niños ¿Cómo vamos a estar tranquilos y dormir despreocupados al pensar que cada minuto, más de 193 niños, son abusados sexualmente?

Dios te bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS