Familia

 

 

EL VALOR Y LA INFLUENCIA DE UNA MADRE 3/3

2019-01-15 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 25

LOS DERECHOS POR SER MADRE"

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Éxodo 20: 12)

Es importante recordarle a los hijos y a cada esposo, los derechos  que gozan las madres, derechos que deben ser respetados y defendidos, cada madre tiene derecho a ser tratada con dignidad y honra. Aún por el mismo hecho de su investidura maternal, tiene pleno derecho a expresarse y ser oída en plena libertad; tiene derecho a conservar su individualidad, patrimonio innato de su personalidad.

Toda madre tiene derecho a ser protegida y asistida en cada circunstancia de la vida; toda madre tiene derecho a exigir fidelidad incondicional del compañero de su vida; toda madre como persona con aspiraciones, tiene derecho de superarse y capacitarse en todas las áreas de su vida;  todas las madres, tienen el pleno derecho de escoger con plena libertad de conciencia sus propias creencias religiosas, aún, cuando sean diferentes a la de su herencia ancestral; toda madre tiene derecho a vivir libre de toda opresión, abuso, maltrato en todas sus formas. 

Además de estos derechos, también la Biblia como la Carta Magna de la libertad cristiana, señala los deberes y obligaciones, que tienen los miembros de la comunidad familiar hacia la madre.

Algunas de estas obligaciones bíblicas son:                                                                                   

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Éxodo 20: 12 RVR1960).

“...No desprecies la dirección de tu madre” (Proverbios 1: 8 RVR1960).

“...Y ahuyenta a su madre, Es hijo que causa vergüenza y acarrea oprobio”  (Proverbios 19: 26 RVR1960).

“Cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies” (Proverbios 23: 22RVR1960).

La escritora Elena G. de White, en su interesante libro titulado: "Promesas para los últimos días”, Señala una serie de consejos que son muy valiosos y oportunos para las madres. En el capítulo 22 de este libro, dice lo siguiente: “A la madre le parece muchas veces que su tarea es un servicio sin importancia, Un trabajo que rara vez se aprecia […] Pasa sus días ocupada en un sinnúmero de pequeños deberes que requieren esfuerzo, dominio propio, tacto, sabiduría y amor abnegado; y, sin embargo, no puede jactarse de lo que ha hecho como si fuese una hazaña […] Le parece que no ha hecho nada. Pero no es así. Los ángeles celestiales observan a la madre apesadumbrada, y anotan las cargas que lleva día tras día. Su nombre puede ser desconocido para el mundo, pero está escrito en el Libro de la Vida del Cordero (White, MC. p. 291:4).

No hay obra que pueda igualarse al de las madres cristianas, cuando empiece el juicio y los libros sean abiertos, mucho levantarán sus coronas a la vista del universo reunido y señalando a sus madres, dirán ella hizo de mí todo lo que soy mediante la gracia de Dios, su instrucción, sus oraciones han sido bendecidas, han sido oídas para mi propia salvación eterna.

Para finalizar, deseamos de todo corazón que cada madre que lea este artículo, reciba una muy rica y permanente bendición de nuestro Padre Celestial, Oramos para que este día sea muy especial para ustedes, que llegue pronto el día cuando las luchas y los dolores cesaran por completo.

Querida madre, ánimo, mucho ánimo, Jesús ya está pronto a regresar, tan sólo un poco más y les cumplirá la gran promesa de Dios a todas las madres, promesa que se encuentra registrada en el libro en los Proverbios de Salomón “Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba:" "... La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada” (Proverbios 31: 28 y 30).  Si eres un esposo o un hijo y tienes a tu Madre a un lado o a tu esposa, por favor abrácela tiernamente y exprésale todo tu cariño, si eres un hijo o una hija que por rebeldía abandonaste el hogar, por el amor de Dios regresa hoy mismo y abraza a tu madre.

Que Dios los bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS