Familia

 

 

PRINCIPIOS DEL MODELO DE DIOS PARA LA FAMILIA 1

2018-11-20 Por: Pr. Jorge Robleto 15

“Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla.” (Deuteronomio 6: 1)

La base de este articulo está en Deuteronomio 6: 4-9, para entender estos versículos, primero hay que leer desde el versículo 1-3, estos versículos nos darán el contexto, para entender los demás versículos.

Leamos:

“Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres” (Deuteronomio 6: 1-3).

La familia de Dios está viviendo en un tiempo donde la autoridad ya no predomina, vivimos en un tiempo donde los buenos modales se olvidaron, ya no se practica. La rebeldía y la falta de respeto, va cada día en aumento; la falta de respeto se ha perdido en la familia, la familia de Dios.

En todos los lugares, la voz de los padres ya no se escucha en muchos hogares, los profesores perdieron autoridad sobre sus alumnos, los ancianos, ya no son tratados con respeto, el esposo dejo de ser cabeza del hogar, la esposa dejo de ser lo más preciado en la familia, entonces del más joven al más adulto se han vuelto respondón y peleonero.

Sin embargo, a pesar de esos problemas que enfrenta la familia de hoy, a pesar que se ha perdido el respeto, a pesar de que hoy solo hay respuestas y pleitos; Dios quiere tomar esa clase de gente difícil y quiere transformarla en la clase de gente que Él quiere; Dios quiere cambiar la familia, para que llegue a ser la familia que Él anhela.

Es por eso que Dios ha dejado un modelo, para que podamos seguirlo. En el libro de Deuteronomio 6, versículo del 1-3 dice: “Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla.”

Continuará….

Dios los bendiga.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS