Familia

 

 

LA ARMONÍA FAMILIAR INTERRUMPIDA 7

2018-10-02 Por: Pr. Juan Estrada 22

EL ACOSO Y LA VIOLACIÓN

Se cuenta una anécdota de una pareja que tenían un hijo de un año, el padre salía muy temprano de mañana y regresaba a altas horas de la noche, trabajaba todo el día, sin ver a su hijo y sin estar con él mientras crecía; en el tercer cumpleaños de su hijo, el padre salió temprano de su trabajo, llegó a casa, toco el timbre y su hijo fue a abrir la puerta y le dijo: ¿Qué quiere? A lo que el hombre respondió, soy papá déjame pasar, el niño se asombró, cerró la puerta y fue con su mamá y le dijo: en la puerta hay un hombre que dice que es mi papá.

 

Historias como esta reflejan la realidad de nuestra sociedad, hijos que solo ven a sus padres algunas horas antes de ir a dormir; los padres ausentes no son capaces de hablar o escuchar los problemas de sus hijos. Estas circunstancias crean en los niños muchos problemas, ya que no tienen una figura paterna o materna que los oriente en su vida; el niño puede desarrollar baja autoestima, timidez, miedo y falta de confianza en los demás y en sí mismo. En raras ocasiones pueden expresar agresividad o violencia, estos casos se dan más en familias donde existe la violencia de género (maltrato emocional y físico), cabe mencionar que no siempre es así.

Estos dos papeles, crean un problema llamado acoso escolar o también llamado “bullying,” este problema siempre ha estado en los colegios o en sitios de reunión de niños y adolescentes -solo que no se le daba mucha importancia-. En los últimos años el acoso escolar ha alcanzado límites desorbitados donde los niños/as sufren a diario el acoso escolar.

El acoso escolar regularmente lo sufren los niños que catalogan como “los tontos o débiles” (por poner una expresión), el abuso regularmente consiste en: insultos directos o indirectos, difundir rumores, excluirlos de los grupos, amenazas en persona o a través de las redes sociales, quitarle las cosas o arrojárselas al suelo, golpearlos físicamente, y en algunas ocasiones los abusos sexuales o quitarles la vida.

Es muy importante para los padres poner atención a esta situación, y buscar soluciones antes de que sea demasiado tarde, si se omite resolver el problema, puede provocar en los niños abusados problemas en el futuro, por ejemplo, el suicidio en personas entre 14 a 28 años, ha alcanzado cifras de hasta 600 mil muertes y un poco menos de la mitad tiene alguna relación con el acoso escolar (http://www.cronica.com.mx/notas/2013/776554.html).

Las instituciones de gobierno, colegios y entidades religiosas, luchan para prevenir el acoso escolar, se hacen orientaciones para los padres y las madres, a fin de poder encontrar indicios de acoso en sus hijos, se recomienda que, los padres se interesen más por sus hijos y dediquen un tiempo especial para conversar, a fin de poder conocer sus problemas.

Otro de los problemas que afectan a la familia, es la violación, es un delito que consiste en agresión de tipo sexual, hacia otra persona a través de la fuerza y la violencia física. También se considera cuando una de las partes no da su consentimiento.

Cuando este problema sucede, casi siempre, el agresor,  suele ser una persona que conoce a la víctima, causándole problemas psicológicos, ira u hostilidad ante el sexo opuesto, miedo, pérdida del control emocional, nerviosismo, falta de apetito, insomnio y aislamiento de familiares y amigos. Es muy frecuente que las personas que han pasado esta situación, sientan vergüenza y miedo de contar lo sucedido a familiares o más aun de acudir a la policía.

Si te han confiado una situación similar, tú debes de brindar la ayuda oportuna, no culparla por lo sucedido y acompañarla a visitar al médico, para evitar  enfermedades de trasmisión sexual (ETS), es necesario que la persona reciba mucho apoyo de su familia, para contribuir en la sanación de su integridad, una ayuda emocional y si es necesario ayuda psicológica.

Ante ambas situaciones: el acoso escolar y la violación, se debe actuar de forma inmediata, a fin de poder solucionar el problema a tiempo. La familia, es la base fundamental donde los hijos deben encontrar amigos y confidentes, amor y aceptación, comprensión y apoyo. Cuando la familia tiene fuertes lazos los unos con los otros, todos llegan a ser apoyo en los momentos difíciles.

Hay una canción cristiana que dice:

Todo es bello en el hogar

cuando hay amor;

nada allí podrá dañar

cuando hay amor.

Paz y gozo se hallarán,

fuerzas se restaurarán

y el Señor será el guardián

cuando hay amor.

El amor, es la base para que la familia pueda estar unida, y es el fundamento, para ser una ayuda para todos. Que el Señor te bendiga y que puedas poner atención a tus hijos y ayudarlos de forma inmediata y prudente.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS