Familia

 

 

CÓMO ENCONTRAR LA PAZ PERSONAL 6

2018-06-19 Por: Autorización de Jóvenes Cristianos.com 19

Querido amigo, cualquier cosa que tu hayas hecho, Cristo te puede salvar, y puede perdonar tus pecados, y borrarlos. Puedes encontrar paz y salvación. En este momento Jesús quiere alcanzarte. Quieres venir y decirle: Jesús yo creo que tú me has perdonado.

En una de mis visitas misioneras, estuve en Estocolmo, Suecia. Mientras esperaba en la agencia de viaje, una señora me preguntó: ¿Ud. es pastor, cierto? Yo dije: Sí. Entonces ella me dijo que siempre había querido hacerle una pregunta a un pastor.

La pregunta era: ¿El aborto es pecado? Ahora pastor, yo quiero un simple sí o un no como respuesta. Antes de proceder a responder, yo le pregunté: ¿Me está haciendo esta pregunta, porque usted está embarazada y está pensando en un aborto? No pastor, contestó ella. ¿Me está haciendo esta pregunta porque usted se hizo un aborto y se siente culpable por eso? Ella se tomó la cabeza entre las manos y comenzó a llorar y comenzó a contarme su historia. Yo estaba casada con un hombre que me abandonó por otra mujer.

Yo le di toda mi vida, yo lo amé. Le preparé todas sus comidas. Yo fui la mejor esposa del mundo, pero él me abandonó. Entonces yo me prometí que nunca más podría confiar en alguien otra vez. Algunos años más tarde conocí a un hombre. Nos casamos. Él era de otro país, pero estaba viviendo en los Estados Unidos. Quedé embarazada de él. Yo estaba tan emocionada, ya tenía dos meses de embarazo. Entonces él me contó que era casado y que en su país tenía 3 hijos y que pensaba encontrarse pronto con ellos.

Pastor, no podía pensar en mantener su bebé, pues era el segundo hombre que me había decepcionado tan drásticamente. Entonces me hice un aborto. Esto ocurrió hace 17 años, pero cada día que pasa yo me siento más culpable.

Yo le pregunté: ¿Puedo compartir algo contigo? Abrí mi Biblia en 1ª de Juan 1:9 y comencé a leer: “Si confesamos nuestros pecados... entonces leí nuevamente a propósito: “Si confesamos nuestros pecados, puede ser adulterio, puede ser borracheras, puede ser engaño, si nosotros confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos”.

Le pregunté a ella: ¿Te gustaría arrodillarte y aceptar el hecho que cuando murió Jesús tenía los clavos atravesando sus manos y cuando la sangre corría debajo de sus muñecas, esa sangre fue derramada para cubrir tus pecados, puedes vivir por siempre con Jesús? Tú podrás ver al pequeño bebé en el cielo. Entonces ella me dijo que le gustaría arrodillarse y entregar su vida a Jesús.

Querido amigo, ¿Sientes que hay pecados en tu vida? ¿Tienes una conciencia culpable sobre cosas que has realizado? ¿Te sientes condenado? ¿Sientes que necesitas ahora perdón y misericordia? Yo te invito a que te entregues ahora, a Jesús.

Tal vez estuviste lejos de Cristo, yo quiero invitarte para que regreses a él, y dejes caer tus pecados a los pies del Señor.

No necesitas sentir un vacío en tu vida. Jesús te ha dado el regalo de una vida eterna y salvación.

Dile a Jesús: Vengo a ti, confesando mis pecados. Quiero ser tuyo. Concédeme ahora mismo el regalo de la salvación y vida eterna; y por la fe yo creo que la tengo. Jesús te va a quitar el peso de la culpabilidad de tus hombros ahora mismo. Nuestro amoroso Señor va a sacar esa carga y lanzarla lejos ahora mismo y te va a dar paz. Amén.

Autor: Mark Finley

jovenes-cristianos.com/area-espiritual/temas-biblicos-interesantes/como-encontrar-la-paz-personal.html




Autor
Autorización de Jóvenes Cristianos.com

Más información del autor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS