Familia

 

 

LA REFORMA EN LA FAMILIA 1/2

2017-11-28 Por: Pr. Juan Estrada 13

Imagínate una casa antigua, y tienes la oportunidad de reformarla, ¿Qué cambios harías? Quizá se haría una reubicación de todos los sitios. Para que al final quede como habías querido, y si después de haber terminado la reforma viniese un amigo a visitarte y te dijera, “yo hubiera puesto esto aquí, y eso de allí no lo hubiera puesto” ¿Cuál sería tu reacción?

Otro caso, tienes la misma casa para reformar, y contratas a una empresa para que se encargue del trabajo y le planteas la idea de tu proyecto, entregas todos los planos, y al fin del proyecto, cuando visitas la casa, encuentras todo lo contrario a lo que pediste ¿Cuál sería tu reacción?

Dios ideo un plan muy original al proyecto que denominó “familia”, cuando terminó su obra era buena, era perfecta, justo como lo quería. Su obra se empezó a desmoronar cuando Satanás empezó a hacer unas reformas no autorizadas, cuando Dios volvió a ver su proyecto se dio cuenta que todo había cambiado.

En la historia del profeta Elías, vemos como él invitó a hacer una reforma integral al pueblo de Israel, la reforma era en el sentido espiritual, rescatar el proyecto original que Dios había establecido a la nación judía. Ellos habían adulterado el plan original de la verdadera adoración por una adoración idolátrica. El papel del profeta era enseñar a la nación quien era el verdadero Dios, así que convoco a la nación a reunirse en el monte Carmelo (ver 1ª Reyes 18: 20-39), allí se dejaría claro quién era el verdadero Dios, y a quien debían rendir culto y adoración, los falsos profetas tuvieron la oportunidad de enseñarle al pueblo quien era su Dios, pero después de horas de hacerlo fracasaron porque su Dios era una invención humana. Cuando Elías iba a enseñarle al pueblo, quien era el Dios verdadero, hizo tres cosas importantes:

1)      Dijo al pueblo “Acercaos a mí…” Carmelo (1ª Reyes 18: 30).

Era menester que el pueblo pudiera ver de primera mano el poder de Dios.

2)      Reconstruyó el altar “arregló el altar […] tomando doce piedras […] edificó con las piedras un altar en el nombre de Jehová” (versículos. 30-32).

Fue necesario reconstruir el símbolo de la institución de Dios.

3)      Oró a Dios “Jehová Dios […] Respóndeme, Jehová, respóndeme” (versículos. 36-37).

Reconoció al Dios verdadero, y le dio el lugar que le correspondía.

Dios vio con agrado la reacción del pueblo, ante las palabras del profeta, y Dios respondió “Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja” (versículo 38).

Ante tan grandioso milagro el pueblo vio y reconoció el poder de Dios, se inclinaron ante Él y vieron que el Dios del profeta era quien merecía la verdadera adoración, el profeta hizo una reforma integral en el pueblo judío, el propósito original de Dios, estaba nuevamente presente.

Continuará la próxima semana…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS