Familia

 

 

PADRES EDUCADORES 5 “EL PADRE EQUILIBRADO” (2ª Parte)

2020-07-21 Por: Pr. Juan Estrada 42

El padre equilibrado hace que las reglas sean claras y prácticas y se cumplen por su objetividad. Esta parte del padre estable que es importante, ya que las reglas cuando son claras se entienden mejor, por ejemplo, veamos la diferencia entre poner y establecer una regla en casa.

1) En esta casa todos tendrán responsabilidades. Esta orden es más autoritaria y por lo tanto poco práctica para llevarlo a cabo.

2) La misma regla, en casa todos debemos ayudar, para que todo esté en orden y todos disfrutemos del tiempo en familia.

Cuando las reglas o normas son claras y se explica a los hijos o hijas porque se debe hacer con una razón clara, las cosas se hacen. Recuerdo que cuando era un niño en casa todos teníamos responsabilidades, uno barría y fregaba (trapeaba) el suelo, otro recogía la casa, otro lavaba los platos, cada uno tenía su responsabilidad en casa. Tener normas claras ayuda a crear el sentido de responsabilidad en los hijos.

Se aplica la disciplina con amor, solo cuando es necesario, creando así hijos respetuosos, bien portados, con buena autoestima, con autoconcepto estable y felices, capaces de tomar decisiones correctas. Hay un versículo en la Biblia que dice: Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12: 11). A nadie le gusta que lo castiguen, y mucho menos de forma injusta, es por eso que la disciplina debe hacerse con amor. Cada padre y madre debe ejercer la disciplina balanceada, no haciéndola con agresión física, verbal o psicológica, para no crear en los hijos la inestabilidad o el resentimiento. Se debe disciplinar con amor, que el pequeño entienda la razón por la cual se le castiga, desde mi perspectiva, si la madre castiga, el padre debería consolar y enseñarle al hijo las razones del castigo y viceversa. He conocido familias que cuando la madre castigaba, se les decía a los hijos “te lo tienes bien merecido” y cuando llegaba el padre de trabajar, le volvían a castigar. Un padre equilibrado, castiga y explica las razones; educar con disciplina creará un hijo estable emocionalmente.

Una escritora cristina escribió: “Y los niños serán, bajo la debida disciplina, más felices, mucho más felices […]. Las verdaderas virtudes de un niño consisten en la modestia y la obediencia, en oídos atentos para escuchar las palabras de dirección, en pies y manos voluntarios para andar y trabajar en la senda del deber” (White, CM 108:1).

El ejemplo bíblico lo encontramos en Abraham como padre, Dijo Dios de Abraham “Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él” (Génesis 18: 19).  Dios sabía que Abraham guiaría a su familia a cumplir los estatutos de Dios y que también educaría con amor; Abraham había educado a Isaac en el camino correcto y su hijo estaba listo para hacer lo correcto (Génesis 22: 2).

El concepto de un padre equilibrado es una copia del estilo que Dios tiene para sus hijos, el ama y corrige, porque quiere que sus hijos sean mejores cada día. ¿Qué estilo de paternidad deseas ofrecerles a tus hijos? Espero que copies el modelo de Dios, un modelo equilibrado entre el amor y la disciplina.

La próxima semana haremos un resumen de los “Padres educadores”




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS