Estudios biblicos

 

 

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA 6

2017-02-13 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 16

"Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;  y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús"  (2 Timoteo 3:14 -15).

 

Beneficios de la Educación

Los colegios Adventistas fueron ordenados por Dios para la salvación de nuestros hijos.

 

Si la influencia de nuestros colegios son lo que debieran ser, los jóvenes que son educados allí quedan   capacitados para percibir a Dios y glorificarlo en todas sus obras; y mientras se ocupen en cultivar las facultades que Dios les ha dado, se estarán preparando para rendir a Dios un servicio más eficiente (testimonies, tomo 4, págs. 419-422)." [CN p. 309]

 

Los Colegios Constituyen un Segundo Hogar

"El internado está sometido a un plan que lo convierte en un buen hogar. Este hogar quizá no se adapte a las inclinaciones de algunas, pero es porque han sido educadas de acuerdo con falsas teorías, en la complacencia propia y en todos sus  hábitos y costumbres han estado en la senda equivocada. Pero, mi querida hermana, nos estamos acercando al fin del tiempo y no debemos conformarnos ahora con las inclinaciones y prácticas del mundo sino con los deseos de Dios, debemos ver lo que dicen las Escrituras y luego caminar de acuerdo con la luz que Dios  nos ha dado. Nuestras inclinaciones, nuestras costumbres y prácticas no han de tener la preferencia. La Palabra de Dios es nuestra norma (testimonies, tomo 5, Pág. 506)." [CN p. 310]

 

Infancia (0-3 años)

1. Físicamente Son Muy Activos: El ser humano organismo vivo, necesita crecer desde el mismo momento de su llegada al mundo. El infante es un ser que comienza a crecer, y una forma de lograrlo es a través del movimiento. El infante 0-3 años no puede ni debe quedarse quieto; quiere acercarse a las cosas, tocarlas, tomarlas, jugar con ellas, gatear, quieren sentarse y caminar. Gracias a su constante actividad su peso se duplica en los primeros seis meses y se cuadruplica en el primer año. En su primer año la estatura aumenta un 50% y al final de los tres años un 75%. Por una razón obvia y natural es necesario estimular la actividad y dejar libres los brazos y las piernas. La continúa actividad no solo genera su desarrollo físico sino el desarrollo de sus cinco sentidos. El exceso de energía que Dios le da al infante se drena a través del movimiento.

2.  Mentalmente, el Infante es un Descubridor: Todos nacemos ignorantes acerca de lo que nos rodea. El infante desde el primer día de nacido comienza a descubrir, apreciar o rechazar lo que le conviene.

 

a)      Descubre a su madre que es la que lo amamanta. En ella encuentra protección, provisión y devoción. La madre es el primer símbolo religioso que descubre el infante.

b)     Descubre su mundo. A través de los sentidos el infante logra identificar los objetos. Descubre cómo lograr lo que quiere; tal vez llorando, gritando o agitándose.

c)      Se descubre a sí mismo. El infante en muy poco tiempo descubre que entre él y los que lo rodean hay una gran diferencia. Dado el conocimiento que tiene comienza a imponer su voluntad. Su lenguaje de imposición es el llanto; y si encuentra recompensa por el llanto ya empieza a formar sus primeros hábitos; entre ellos la manipulación.

 

3.  El Infante es Moralmente un Imitador: Hoy se sabe que el niño antes de los cuatro años ya conoce el bien y el mal. Su religión es un reflejo  de lo que ve en otras personas. Ya tiene la capacidad para captar los gritos, el tono de las expresiones, las insinuaciones, la alabanza y la devoción. Insistimos en que la madre es el primer sacerdote que conoce al niño. Su hogar es el primer santuario al que asiste y desde el principio imitará lo que encuentra en este santuario. El infante rápidamente es afectado por los elementos básicos del culto; es decir, la lectura de la Biblia, la alabanza y la oración. El canto sagrado le trae paz, gozo y tranquilidad. La oración le despierta ternura; y el relato de las historias Bíblicas le proporciona disciplina, conocimiento, fortaleza e inspiración. Cuando los infantes son llevados a la clase de cuna su religión y el conocimiento de Dios se agranda y se aprecia más.

 

Continuará…

 

Dios los bendiga




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS