Estudios biblicos

 

 

EL ESPÍRITU SANTO Y LOS DONES 3

2021-03-08 Por: Pr. Yargel Yepez 30

EL ESPÍRITU SANTO Y LA PREDICACIÓN DEL EVANGELIO

 

12. ¿A qué promesa hizo referencia Jesús antes de irse?

R: La promesa de que recibirían el bautismo del Espíritu Santo.

Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días” (Hechos 1: 4-5).

 

13. ¿Por qué necesitaban el bautismo del Espíritu?

R: A fin de poder para predicar el evangelio.

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1: 8).

 

14. Cuando Pedro y los discípulos predicaron llenos del poder del Espíritu, ¿Cuál fue el resultado?

R: Las personas se arrepentían y se bautizaban voluntariamente.

Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿Qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2: 37-38).

 

15. ¿Qué demuestra el hecho de que los discípulos volvieran a ser llenos o bautizados por del Espíritu Santo luego de Pentecostés?

R: Que es una experiencia que se repite y está asociada a la predicación del evangelio.

Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios” (Hechos 4: 31).

 

16. ¿Qué dones del Espíritu se manifestaron en Pentecostés y por qué?

R: El don de lenguas, y fue dado para que los que hablaban otros idiomas pudieran entender a los discípulos. Los milagros eran señales de que Dios estaba con ellos.

Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?” (Hechos 2: 5-8).

 

Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios. Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido” (Hechos 3: 6-10).

 

17. ¿Qué indicación dio San Pablo a los que pretendían hablar en lenguas en la iglesia?

R: Que en la iglesia debían hablar en una lengua que todos pudieran entender.

Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿Cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire. Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí. Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla. Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto.

¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿Cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado. Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros; pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida” (1 Corintios 14: 9-19).

 

18. Aunque los milagros eran una evidencia del poder Divino, ¿Qué advertencia hizo Jesús para nuestro tiempo?

R: Qué habría milagros engañosos.

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mateo 7: 21-22).

 

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24: 24).

 

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS