Estudios biblicos

 

 

LA LEY DE DIOS: JUSTICIA Y MISERICORDIA 4

2020-03-02 Por: Pr. Yargel Yepez 38

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1 Corintios 3: 16-17).

EL QUINTO MANDAMIENTO 

18. ¿Qué nos ordena el quinto mandamiento? ¿Qué bendición recibiremos si lo cumplimos? 

R: Honrar a nuestros padres. Dios nos dará larga vida.

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Éxodo 20: 12). 

EL SEXTO MANDAMIENTO 

19. ¿Qué dice el sexto mandamiento?

R: "No matarás". La vida es un don de Dios; nadie tiene derecho a tomar la del prójimo y ni siquiera la suya propia.

No matarás” (Éxodo 20: 13).  

20. ¿Cuál es la extensión de este mandamiento?

R: No odiar ni insultar al prójimo.

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio.  Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego” (S. Mateo 5: 21-22).

R: No guardar rencor.

Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él” (1 S. Juan 3: 15). 

R: No descuidar nuestro cuerpo porque es el templo de Dios.

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1 Corintios 3: 16-17). 

Nota: Nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo. Cualquier mal hábito o vicio que atente contra nuestra propia salud, tiende a “matar” nuestro cuerpo. En este sentido transgredimos el mandamiento y nos hacemos pasibles del castigo divino. 

EL SÉPTIMO MANDAMIENTO 

21. ¿Qué manda el séptimo mandamiento?

R: “No cometerás adulterio".

No cometerás adulterio” (Éxodo 20: 14). 

Nota: La observancia de este mandamiento asegura la mutua felicidad de los esposos, la pureza virginal del hombre y la mujer hasta llegar al matrimonio, y la integridad del hogar, piedra angular de la sociedad, y crisol en el cual se gestan las generaciones futuras. 

22. ¿Cómo amplió Jesús el sentido de este mandamiento?

R: Hizo notar que abarca las intenciones y los pensamientos más íntimos. "Los de limpio corazón. . . verán a Dios" (S. Mateo 5: 8).

“Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio.  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (S. Mateo 5: 27-28). 

EL OCTAVO MANDAMIENTO 

23. ¿En qué términos está dado el octavo mandamiento?

R: "No hurtarás".

Nota: La obediencia a este mandamiento no solamente desterraría el robo propiamente dicho sino también las guerras de conquista, la esclavitud, la adulteración de productos, la especulación, las pesas y medidas falsas, el aprovechamiento de la debilidad o ignorancia del prójimo, de las posiciones, in- fluencias o circunstancias favorables en perjuicio de los demás, la falta de correcta remuneración del trabajo o de cumplimiento del mismo y, en fin, toda falta de honradez. 

No hurtarás” (Éxodo 20: 15). 

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS