Estudios biblicos

 

 

EL PLAN DE SALVACIÓN 2/2

2019-12-09 Por: Pr. Yargel Yepez 36

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3: 20) 

8. Por qué se llama a Jesús el segundo Adán? 

R:   Porque es Dios y hombre a la vez. 

Nota:  Como hombre, se puso en lugar del hombre para pagar la deuda que éste había contraído con el cielo al pecar. Como Dios, estaba a la altura de la ley violada y de la Majestad ofendida, y podía expiar perfectamente la culpa del hombre. Además, como Dios podía deponer su vida para volverla a tomar, lo que ni el hombre, ni ninguna otra criatura hubieran podido hacer. 

“Porque, por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.  Porque, así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados”

 

“Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante”

 

“El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo” (1 Corintios 15: 21-22; 45; 47).

 

JESÚS EL ÚNICO REFUGIO 

9. ¿Por qué razón Jesús es el único Salvador del hombre? 

R:  Porque recuperó lo que Adán perdió al pecar. 

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.  Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados” (Hebreos 2: 14-18).

 

10. ¿Cuántos mediadores tenemos ante Dios?

 

R:  Tenemos un solo Mediador, Cristo. 

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”

 

Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad” (1 Timoteo 2: 5, 7)

 

11. ¿Qué califica a Jesús para ser intercesor del hombre? 

R:  Fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero venció al pecado, eso lo califica para ser nuestro intercesor. 

Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.  Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4: 14-16)

 

por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7: 25).

 

JESÚS ES EL ÚNICO SALVADOR Y MEDIADOR 

12. ¿Adónde podemos llevar nuestras cargas y preocupaciones? 

 R:  A Jesús, Él nos dará descanso. 

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (S. Mateo 11: 28-30).

 

13. ¿Qué está dispuesto a hacer con nuestros pecados si acudimos a Él? 

R:  A perdonarlos, a hacerlos desaparecer. 

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1: 18). 

CONCLUSIÓN 

14. ¿Dónde desea morar Jesús? 

R:  En nuestro corazón. Todo lo que tenemos que hacer es abrirle la puerta, así gozaremos siempre de su comunión. 

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3: 20) 

REFLEXIÓN PERSONAL 

“Señor: Te abro la puerta de mi corazón para que la salvación gratuita que me ofreces por medio de tu Hijo Jesús sea una hermosa realidad en mi vida”. 

La próxima semana continuaremos con el Estudio “EL NUEVO NACIMIENTO” 

Que Dios te bendiga abundantemente




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS