Estudios biblicos

 

 

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA 1

2019-06-24 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) Karla Sánchez 30

"Instruye al niño en su camino, aun cuando fuere viejo no se apartará de él". (Proverbios 22: 6)

El gran propósito de toda la educación y disciplina de la vida, es volver al hombre a la armonía con Dios; elevar y ennoblecer de tal manera su naturaleza moral, que pueda volver a reflejar la imagen de su creador.

¿En qué consiste la educación?

La Instrucción

Educar no es instruir y mucho menos adiestrar; son funciones tal vez paralelas, pero con fines diferentes. La instrucción por lo general se remite al cúmulo de conocimientos que necesita una persona para el desarrollo de su cultura intelectual. La instrucción se realiza a través de los libros, los profesores o tutores. Hay muchos intelectuales y gente muy instruida pero con pésima educación; pueden ser groseros, sin modales y sin ningún tacto. Definitivamente instruir no es educar.

El Adiestramiento

El adiestramiento es lograr una conducta aprendida a través de estimulación de recompensa o castigo. En este sentido es domar, amansar o condicionar.

 

"La educación de los niños, en el hogar y en la escuela, no debe ser como el adiestramiento de los animales; porque los niños tienen una voluntad inteligente, que debe ser dirigida a fin de que controle todas sus facultades. Los animales necesitan ser adiestrados, porque no tienen razón ni intelecto. Pero a la mente humana se le debe  enseñar el dominio propio. Se le debe educar para que rija el ser humano. Los animales, en cambio, son controlados por un amo, y se les adiestra para que se les sometan a él. El amo es mente, juicio y voluntad para su bestia.

Se puede enseñar a un niño de manera que, como la bestia, no tenga voluntad propia. Aun su individualidad se fusionará en aquella que vigila su educación;  su voluntad, para todos los intentos y propósitos, queda sujeta a la del maestro. Los niños así educados serán  siempre deficientes en energía moral y en responsabilidad individual. No se les ha enseñado a obrar por razón y principio; su voluntad ha sido controlada por otra, y la mente no ha sido llamada a manifestarse, a fin de expandirse y fortalecerse por el ejercicio".  [CM p. 74]

La Educación

"La verdadera educación significa más que la prosecución de un determinado curso de estudio. Significa más que una preparación para la vida actual. Abarca todo el ser, y todo el período de la existencia accesible al hombre. Es el desarrollo armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales. Prepara al estudiante para el gozo de servir en este mundo, y para un gozo superior proporcionado por un servicio más amplio en el mundo venidero". [ED p.11]

 

"La verdadera educación significa más que seguir cierto curso de estudios. Es amplia. Incluye el desarrollo armonioso de todas las facultades físicas y mentales. Enseña a amar y temer a Dios, y es una preparación para el fiel cumplimiento de los deberes de la vida".  [CM p. 63]

"El gran propósito de toda la educación y disciplina de la vida, es volver al hombre a la armonía con Dios; elevar y ennoblecer de tal manera su naturaleza moral, que pueda volver a reflejar la imagen de su creador. Tan importante era esta obra, que el Salvador dejó los atrios celestiales, y vino en persona a esta tierra, para poder enseñar a los hombres cómo obtener la idoneidad para la vida superior". [CM p. 48]

"La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores y no meros reflectores de los pensamientos de otros hombres…las instituciones del saber debieran producir hombres fuertes para pensar y obrar, hombres que sean amos y no esclavos de las circunstancias, hombres que posean amplitud de mente, claridad de pensamiento y valor para defender sus convicciones".  [ED p. 15]

Continuará…

Dios los bendiga

Del folleto original “PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA”, Autores Pr. Efraín A. Sánchez y Karla Sánchez




Autor
Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015)

Más información del autor

Coautor

ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS