Estudios biblicos

 

 

DATE A TI MISMO COMO OFRENDA 8/9

2019-05-27 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 31

“Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley” Romanos 13:7,8

 

LA BANCARROTA

Los cristianos moralmente deberían evitar a toda costa declararse en bancarrota, aunque hoy es una costumbre irresponsable, los hijos de Dios deben ser totalmente diferentes.

 

¿QUÉ HACER CUANDO NUESTRA CAPACIDAD DE PAGO LLEGA A UN LÍMITE INSOSTENIBLE?

El consejo bíblico es no deber a nadie nada.

 

“Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley” (Romanos 13: 7-8)

 

Sin embargo, para cumplir con nuestras obligaciones podemos optar por otras alternativas.

 

1.- La consolidación de deudas. Hay organismos financieros que le pueden ayudar a  hacer  un arreglo con sus acreedores. Hay la posibilidad de reducir todas las deudas en una sola con la congelación de los intereses, de esta forma sería solo una deuda que pagar con un solo pago. Esta alternativa le permite ahorrarse el pago considerable de los intereses.

 

Las agencias financieras ya sean privadas o estatales les podrán informar sobre posibles penalidades, métodos y condiciones para la consolidación de deudas.

 

2.- Otra alternativa para evitar la quiebra o bancarrota sería solicitar a su banco un préstamo que cubre el total de las deudas y también reducirlo todo a una sola deuda con un solo pago.

 

AHORA ES EL TIEMPO DE DAR

La historia de este mundo está casi por terminar. Todo lo que ahora vemos pronto será consumido por los juicios divinos. Casas, monumentos, propiedades, joyas y todo elemento se quemará. Está cercano el día cuando el destino de las almas se decidirá para siempre.

 

“Las calamidades en tierra y mar, la inestabilidad social, las amenazas de guerra, como portentosos presagios, anuncian la proximidad de acontecimientos de la mayor gravedad. Las agencias del mal se coligan y acrecen sus fuerzas para la gran crisis final. Grandes cambios están a punto de producirse en el mundo, y los movimiento finales serán rápidos” 3 JT 280, (1909).

 

“Muy pronto la maldad del mundo habrá llegado a su límite, y como en los días de Noé, Dios derramará sus juicios” ATO 332, (1903).

 

“Ya ha llegado el tiempo en que en un momento podremos estar pisando tierra firme, y en el siguiente la tierra estará moviéndose debajo de nuestros pies. Ocurrirán terremotos cuando menos se los espere” TM 421 (1896)

 

“En los incendios, inundaciones, terremotos, en la furia de las grandes profundidades, en calamidades por mar y tierra, se da la advertencia de que el Espíritu de Dios no contenderá para siempre con el hombre” 3MR 315 (1897)

 

“Nos hallamos en el mismo umbral de la crisis de los siglos. En rápida sucesión se seguirán unos a otros los castigos de Dios: incendios e inundaciones, terremotos, guerras y derramamiento de sangre” PR208 (c. 1914).

 

“El Señor no intervendrá para proteger la propiedad de aquellos que transgreden su ley, quebrantan su pacto y pisotean su día de reposo, aceptando en su lugar un día de descanso espurio” 3M R 311

 

“En los momentos más difíciles, antes de que esta obra termine, miles de pesos serán depositados gozosamente sobre el altar. Hombres y mujeres consideran un bendito privilegio participar en la obra de la preparación de las almas para que estén firmes en el gran día de Dios, y darán cientos de pesos con tanta presteza como ahora dan uno”.

 

Consejos sobre mayordomía cristiana, pág. 45

 

Continuará…




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS