Estudios biblicos

 

 

MARAVILLAS DE LA LEY DE DIOS 13

2019-03-11 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 28

“Acontecerá  que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra” (Deuteronomio 28: 1)

El Nuevo Pacto

La mejor definición de lo que es el nuevo pacto lo ofrece San Pablo en (Hebreos 8: 8-13 NVI): “Pero Dios, reprochándoles sus defectos, dijo: vienen días – dice el Señor-, en que haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. No será un pacto como el que hice con sus antepasados el día en que los tomé de la mano y los saqué de Egipto, ya que ellos no permanecieron fieles a mi pacto, y yo los abandoné – dice el Señor -. Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con la casa de Israel - dice el Señor - : Pondré mis leyes en su mente y las escribiré en su corazón. Yo seré  su Dios, y ellos serán mi pueblo. Ya no tendrá nadie que enseñar a su prójimo, ni dirá nadie a su hermano: “¡Conoce al Señor!”, porque todos, desde el más pequeño hasta el más grande, me conocerán. Yo les perdonaré sus iniquidades, y nunca más me acordaré de sus pecados. Al llamar “nuevo” a ese pacto, ha declarado obsoleto al anterior; y lo que se vuelve obsoleto y envejece ya está por desaparecer". Definitivamente  Cristo es el nuevo pacto, al aceptar a Cristo recibimos su gracia, su perdón, su vida y su justicia. En el nuevo pacto la grandeza e inmutabilidad de La Ley continúa.

Hablando Dios del glorioso Mesías que vendría como centro del nuevo pacto dice la Biblia lo siguiente:

“Yo, el Señor, te he llamado en justicia; te he tomado de la mano. Yo te forme, yo te constituí como pacto para el pueblo, como luz para las naciones, para abrir los ojos de los ciegos, para librar de la cárcel a los presos, y del calabozo a los que habitan en tinieblas” (Isaías 42: 6-7 NVI).

“Vienen días- afirma el Señor- en que haré un nuevo pacto con el pueblo de Israel y con la tribu de Judá… éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel – afirma el Señor - : Pondré mi Ley en su mente, y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (Jeremías 31: 31,33 NVI).

“No pienses que he venido a anular la Ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento. Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido. Todo el que infrinja uno solo de estos mandamientos, por pequeños que sea, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos; pero el que los practique y enseñe será considerado grande en el reino de los cielos” (Mateo 5: 17-19 NVI).

Tenemos que recordad que en el antiguo pacto se incluía la Santa Ley de Dios. En el nuevo pacto sigue en vigencia la misma ley moral.

Para nada cuenta estar o no estar circuncidado; lo que importa es cumplir los mandatos de Dios" (1ª de Corintios 7: 19 NVI).

“¿Quiere decir que anulamos la ley con la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la ley”  (Romanos 3: 31 NVI).

“Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos” (Juan 14: 15 NVI)

“Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor” (Juan 15: 10 NVI).

Continuará…

 

Del folleto original “Maravillas de la Ley de Dios”, Autor Pr. Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS