Estudios biblicos

 

 

MARAVILLAS DE LE LEY DE DIOS 11

2019-02-25 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 33

“…En todas las generaciones futuras será para ellos un pacto perpetuo, una señal eterna entre ellos y yo. En efecto, en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra. Y el séptimo día descansó” (Éxodo 31: 16-17 NVI)

Cristianos Rechazados en el Juicio

Muchos cristianos que se consideran de poder y autoridad evangelista serán rechazados por Dios en el juicio por ser opositores abiertos a la Ley de Dios.

“No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí  ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!" (Mateo 7: 21-23 NVI(

El original de este texto no menciona “obradores de maldad” sino utiliza la palabra anomia que significa oponerse a La Ley. Así que el texto debería decir “Apartaos de mí los que se oponen o rechazan mi Ley”.

La Ley: Sello del Dios Viviente

Muy velozmente nos estamos acercando al fin de la historia de este mundo. Jesús volverá en gloria y en gran majestad. Momentos antes de la venida de Jesús: Dios sellará a sus escogidos. El sellamiento es parte del tiempo del fin.

El sello de Dios está relacionado con la estricta obediencia a la Ley de Dios. En la Ley está el sello de Dios.

“Guarda bien el testimonio; sella la ley entre mis discípulos” (Isaías 8:16 NVI)

De los Diez Mandamientos el cuarto es el único que contiene el sello de Dios.

“Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer. Pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al SEÑOR tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el SEÑOR los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descanso el séptimo día. Por eso el SEÑOR bendijo y consagró el día de reposo” (Éxodo 20: 8-11 NVI).

Si el cuarto mandamiento se quita de La Ley, La Ley queda reducida a cualquier código moral. Porque que no se mate, no se robe, que no se adultere; eso lo dice cualquier moralista; pero ¿Quién ordena descansar y adorar al Dios verdadero y creador en el día de sábado? Eso solo lo ordena Dios; el dueño de todo y lo ordena al ser humano que es su creación. En toda época un verdadero sello legal contiene tres elementos: nombre, autoridad y jurisdicción. Estos tres elementos los encontramos solo en el cuarto mandamiento ¿Quién dio Los Diez Mandamientos? Los dio Dios (autor) ¿Quién es Dios? Jehová (Nombre) ¿Quién es Jehová? Es Dios (Autoridad) ¿Dios de qué o de donde?   Creador de todo cuanto existe (jurisdicción).

Si la ley de Dios no tuviera el cuarto mandamiento, obviamente no tendría ninguna identidad, ni raíz, ni autoridad, ni autor. La Biblia reafirma que la observancia del sábado y no el domingo es señal de ser sellados por Dios.

"Diles lo siguiente a los israelitas: "Ustedes deberán observas mis sábados. En todas las generaciones venideras, el sábado será una señal entre ustedes y yo, para que sepan que yo, el SEÑOR, los he consagrado para que me sirvan” "El sábado será para ustedes un día sagrado. Obsérvenlo". “Quien no lo observe será condenado a muerte”. “Quien haga algún trabajo en sábado será eliminado de su pueblo”. “Durante seis días se podrá  trabajar, pero el día séptimo, el sábado,  será de reposo consagrado al SEÑOR”. “Quien haga algún trabajo en sábado será condenado a muerte”. Los israelitas deberán observar el sábado. En todas las generaciones futuras será para ellos un pacto perpetuo, una señal eterna entre ellos y yo”. En efecto, en seis días hizo el SEÑOR los cielos y la tierra. Y el séptimo día descansó” (Éxodo 31: 13-17 NVI)

“También les di mis  sábados como una señal entre ellos y yo, para que recocieran que yo, el Señor, he consagrado los sábado para mí” (Ezequiel 20: 12 NVI).

Continuará…

Del folleto original “Maravillas de la Ley de Dios”, Autor Pr. Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS