Estudios biblicos

 

 

MARAVILLAS DE LA LEY DE DIOS 8

2019-02-04 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 32

“Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos”. (Juan 14: 15 NVI)

 

¿Fue la Ley Abolida?

 

Hoy muchos clérigos  les enseñan a sus feligreses, que los cristianos no están en la obligación de guardar la Ley, porque ya Cristo la guardó por nosotros y ahora no estamos  bajo la Ley, sino bajo la gracia.

 

¿Cuánta verdad  hay en esta enseñanza? Totalmente falsa y anti-bíblica. Jesús fue  extremadamente claro al enseñarnos que no había venido a eliminar la Ley.

 

“No piensen que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento. Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido. Todo el que infrinja uno solo de estos mandamientos, por pequeño que sea, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado el más  pequeño en el reino de los cielos;  pero el que los practique y enseñe será considerado grande en el reino de los cielos. Porque les digo a ustedes, que no van a entrar en el reino de los cielos a menos que su justicia supere a la de los fariseos y de los maestros de la ley”  (Mateo 5: 17-20 NVI)

 

Si Jesús dijo que no vino a eliminar su eterna Ley ¿Por qué muchos clérigos se empeñan en decir lo contrario? La Biblia enseña que por el hecho de aceptar la gracia salvadora y redentora de Jesús, esto no nos libra, de la obligación de guardar los Mandamientos de la Ley de Dios.

 

“¿Quiere decir que anulamos la ley con la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, confirmamos la ley” (Romanos 3: 31 NVI)

 

“Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos” (Juan 14: 15 NVI)

 

Actitud de Pablo Ante La Ley

San Pablo en Colosenses 2: 14, nos dice, que Jesús al morir clavó una Ley en la cruz del calvario. Ahora, si la Ley de Dios es eterna y perfecta; entonces ¿Cuál  Ley fue clavada en la cruz?

 

“Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados y anular la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la Ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa. Clavándola en la cruz. Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal.

 

Así que nadie los juzgue a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a días de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo”  (Colosenses 2: 13-16)

 

Cristo al morir en la cruz, sí abolió una ley; pero obviamente no fueron Los Diez Mandamientos, sino, la ley que se conoce como, la ley ceremonial, escrita por Moisés. La ley ceremonial contenía ordenanzas y ceremonias, también ordenadas por Dios a Israel. La ley ceremonial normalmente constaba de 613 reglamentos. 365 mandatos negativos y 248 ordenanzas positivas. La ley ceremonial, también mostraba aspectos apodícticos, casuísticos y sanitarios. La ley de Los Diez Mandamientos es la Ley moral, la autentica Ley de Dios; mientras que la otra, es la Ley de ordenanzas y ceremonias. Ambas Leyes eran observadas por los judíos,  por ser de carácter obligatorio. La Ley ceremonial contenía 7 fiestas anuales, bebidas, libaciones, comidas, ritos, observancia de días y lunas nuevas, sacrificios, ayunos etcétera… Los días sagrados, como el día de la expiación eran observados con la misma solemnidad que se exigía para la observancia del sábado del cuarto mandamiento de la Ley Moral. Los días solemnes de la ley ritual, en algunos casos también recibían el nombre de “sábado”; pero por supuesto eran sábados ceremoniales. La razón por la cual Israel  recibió esas leyes rituales, era para que se relacionaran con la obra redentora del Mesías prometido. En casa, uno de los rituales, debían ver en su totalidad el plan de la salvación; por ejemplo: en el sacrificio del cordero inocente; sacrificado y degollado en el altar del templo, debían ver la representación de Jesús el cordero de Dios que quitaría el pecado del mundo, a través de su sangre expiatoria. En el pan sin levadura, comido en la ceremonia pascual, debían ver a Jesús el pan del cielo que a través de su palabra nutre nuestra vida espiritual.

 

Las leyes ceremoniales eran temporales, debían guardarse celosamente, solo hasta cuando Cristo el Mesías apareciera. La ley que Cristo clavó en la cruz, no fue La Ley Moral de los Diez Mandamientos sino la ley de Moisés, es decir la ley de ceremonias, ritos y decretos.

 

Continuará…

Del folleto original “Maravillas de la Ley de Dios”, Autor Pr. Efraín A. Sánchez




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS