Estudios biblicos

 

 

BENDICIONES PARA EL MAYORDOMO FIEL 1

2018-06-11 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 17

"Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto -dice el SEÑOR Todopoderoso-, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde" (Malaquías 3: 10 NVI)

 

1.- Ofrendamos a Dios porque reconocemos que ÉL es el dueño absoluto de todo cuanto existe.

"De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.  Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos". (Salmos 24: 1-2)

 

"Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos". (Hageo 2: 8)

 

"Porque mía es toda bestia del bosque, Y los millares de animales en los collados.  Conozco a todas las aves de los montes, Y todo lo que se mueve en los campos me pertenece". (Salmos 50: 10-11)

 

"Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos". (1 Crónicas 29: 14)

 

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?  Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios". (1 Corintios 6: 19-20)

 

2.- Ofrendamos porque Dios nos ha colocado en este mundo como administradores de todos sus bienes.    

"Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra". (Génesis 1: 27-28)

 

"Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.  A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos… Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos". (Mateo 25: 14-15, 19)

 

3.- Si no es por la bondad y la bendición de Dios no tuviéramos nada.

"Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día". (Deuteronomio 8: 18)

 

"Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito". (Job 1: 21)

 

4.- La manera como administramos los bienes de Dios dice mucho de nuestro carácter y nuestra espiritualidad.

"El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.  Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?  Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?  Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas". (Lucas 16: 10-13)

 

5.- Dios espera que ofrendemos con generosidad de acuerdo a lo que Él nos ha dado.

"A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.  Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna" (1 Timoteo 6: 17-19)

 

Continuará…

 

Del folleto “Bendiciones para el Mayordomo Fiel” Autor: Pastor Efraín A. Sánchez 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS