Estudios biblicos

 

 

EL PUEBLO DE DIOS 1

2018-02-26 Por: Pr. Juan Estrada 21

La iglesia

¿Qué es la iglesia? La Biblia responde a esta pregunta con los siguientes textos: “Un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos” (Efesios 4: 4-6); “Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos” (Efesios 5: 30); “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.” (1 Corintios 11: 23-26).

El fundamento de la iglesia no se basa en un solo principio o un culto propio, una constitución propia, una organización propia con cargos definidos, sino qué es, como vivimos la confesión de la fe de Jesús como Mesías, esta confesión es sellada con el bautismo y celebrada mediante la celebración del banquete en su memoria. Se define en sí como la comunidad de creyentes en Cristo (Küng, Hans. El cristianismo... p. p 93,93), la cual debe poseer una organización sencilla pero efectiva, “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos” (1 Corintios 14: 33, 40).

“Por débil e imperfecta que parezca, la iglesia es el objeto a la cual Dios dedica en un sentido especial su suprema consideración. Es el escenario de su gracia, el cual se deleita en revelar su poder para trasformar los corazones” (White, H. Ap. P 11).

“La iglesia es una creación de Jesucristo. No es el fruto de la voluntad, del capricho o de la ambición humana. Es un invento de Cristo. Es una obra de amor que se originó en el corazón de Jesús y que por tanto debe tocar nuestro propio corazón. ¿Valoramos la iglesia de Cristo como deberíamos? Cristo, quien amó a la iglesia, y “se entregó así mismo por ella” (Peverini, M. Del abismo a la gloria, p. 99,100).

Hay quienes fuerzan las Escrituras para definir a la iglesia, con figuras de personajes bíblicos, los usan para defender conceptos que van en contra del verdadero significa de la Iglesia del Señor; Pablo menciona en Efesios 4: 4-6, un concepto donde se define la iglesia como una unidad, al decir: “Un cuerpo, y un Espíritu,” que hemos sido llamados a “una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe […], el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.” Es decir, Dios no se presta a confusiones. Es por eso que la iglesia está formada por una comunidad de creyentes, que tienen como objetivo la adoración a un mismo Dios, fundamentados en la fe de Jesús, y el cumplimiento de sus mandamientos que son eternos igual que Él.

Durante las siguientes semanas seguiremos estudiando este tema.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS