Estudios biblicos

 

 

LA FE Y LA ORACIÓN 3/3

2020-01-13 Por: Pr. Yargel Yepez 36

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1ª Tesalonicenses 5: 18)

 SIGNIFICADO Y REQUISITOS DE LA ORACIÓN

 

12 ¿Qué es orar?

R:  Es derramar delante de Dios nuestro corazón.

“Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo” (El Camino a Cristo, pág. 92)

 

“La oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, en donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia” (Id., pág. 94).

 

Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio” (Salmo 62: 8).

 

13 ¿Cuáles son los requisitos fundamentales de una oración que Dios puede aceptar?

R: Sentir la necesidad de Dios, Dirigirnos a Dios con fe, Tener espíritu de amor y perdón, Ser perseverantes, Orar con inteligencia y que tenga sentido lo que decimos, Pedir de acuerdo con la voluntad de Dios, Guardar sus mandamientos, Ser agradecidos por sus bondades, Pedir en el nombre de Jesús.

 

Sentir la necesidad de Dios. “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas. Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?” (Salmo 42: 1-2).

 

Dirigirnos a Dios con fe. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11: 6).

 

Tener espíritu de amor y perdón.Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas” (Mateo 6: 14-15). 

 

Ser perseverantes.gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración” (Romanos 12: 12).

 

Orar con inteligencia y que tenga sentido lo que decimos.¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento” (1 Corintios 14: 15). 

 

Pedir de acuerdo con la voluntad de Dios.Y esta es la confianza que tenemos en él, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” (1 Juan 5: 14-15).

 

Guardar sus mandamientos. “Y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él” (1 Juan 3: 22).

 

Ser agradecidos por sus bondades. “Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.  Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3: 15-17).

 

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5: 18).

 

Pedir en el nombre de Jesús.Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré” (Juan 14: 13-14).

 

CONCLUSIÓN

 

14 ¿Qué nos recomienda la Biblia con respecto a la oración?

R:  Qué debemos orar en todo momento y por lo menos tres veces al día a solas.

Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5: 17).

 

Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes” (Daniel 6:  10).

 

15 ¿Dónde y cómo debemos orar?

R:  La Biblia nos aconseja orar en privado (sin excluir la oración pública) y de rodillas.

Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mateo 6: 6).

 

Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor” (Salmo 95: 6).

 

16 ¿A quién debemos pedirle que nos enseñe a orar?

R: A Dios.

Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos” (Lucas 11: 1).

 

REFLEXIÓN PERSONAL

 

Como los discípulos, yo también le digo al Señor: “Auméntame la fe y enséñame a orar”

 

La próxima semana continuaremos con el Estudio No. 9 “LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE”




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS