Estudios biblicos

 

 

VERDADES BIBLÍCAS QUE LLEVAN A LA REFLEXIÓN 8

2018-02-19 Por: Pr. Efraín A. Sánchez (1943-2015) 27

"Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre";  " Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas" (Proverbios 1: 8, 10 RVR1960)

 

19.  La mente es la parte más solemne y más sagrada de nuestro ser. En la mente está la conciencia, lugar santo donde desciende el Espíritu Santo para llevarnos al arrepentimiento y la santidad. La mente es como un extenso y fértil terreno donde podemos sembrar árboles de buenos frutos y flores de exquisita fragancia. Por otra parte podemos sembrar hierbas y malezas venenosas que dañan, enferman y matan aun a otros. La mente está sujeta a la seria e invariable ley de  la siembra y la cosecha, todo lo que sembramos lo cosecharemos. Desde muy temprana edad estamos sembrando hábitos y actitudes que nos definirán como vencedores o perdedores. Hay que desarrollar la obediencia, el respeto, la responsabilidad, el aseo, la sinceridad, la honestidad, el agradecimiento, la integridad y el dominio propio. Por otra parte hay que luchar y con la ayuda divina vencer el egoísmo, la conciencia, la autocompasión, la melancolía, el pesimismo, la flojera, la prepotencia, la envidia y todo rasgo de carácter negativo. En el desarrollo del carácter, la selección de amistades, la lectura y las cosas que vemos y oímos juegan un papel muy fundamental.

 

"¿Has visto hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará;
No estará delante de los de baja condición" (Proverbios 22: 29 RVR1960)

 

"De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas,
Y la buena fama más que la plata y el oro" (Proverbios 22: 1 RVR1960)

 

"Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio;  La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor,  Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.  Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?  Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo;  Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado" (Proverbios 6: 6-11 RVR1960)

 

"Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre";  " Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas" (Proverbios 1: 8, 10 RVR1960)

 

"La memoria del justo será bendita; Mas el nombre de los impíos se pudrirá" (Proverbios 10: 7 RVR1960)

 

"El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado" (Proverbios 13: 20 RVR 1960)

 

"No te hagas amigo de gente violenta, ni te juntes con los iracundos,  no sea que aprendas sus malas costumbres y tú mismo caigas en la trampa" (Proverbios 22: 24-25 NVI) 

 

20.  Todos los seres humanos tenemos una vida espiritual que atender y desarrollar hasta ser salvos. Estamos en este mundo por muy breve tiempo. La vida es una corta etapa de prueba y preparación para la eternidad. Es en este mundo donde decidimos nuestro destino eterno; una vez muerto el ser humano no tiene ninguna otra oportunidad de salvación. Morimos salvos o morimos condenados. Ninguna misa, ningún rezo, ningún culto religioso puede alterar nuestro destino trazado por nosotros mismos durante la vida. No existe ninguna reencarnación, no hay transmigración del alma, tampoco un purgatorio; todo es una esperanza falsa y diabólica. Solo Jesucristo con su sacrificio expiatorio en la cruz del calvario puede salvar al ser humano. Lo único que se nos exige es tener fe en Jesucristo como hijo de Dios y nuestro salvador; debemos obedecerlo, arrepentirnos y abandonar nuestros pecados.

 

"»Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.  Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él" (Juan 3: 16-17 NVI)

 

"Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa" (Hechos 16: 31 RVR1960)

 

"Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor" (Filipenses 2: 12 RVR1960)

 

"Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?"; "Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo" (Ezequiel 33: 11, 13 RVR1960)

 

Dios los bendiga. 

Del folleto: "VERDADES BIBLÍCAS QUE LLEVAN A LA REFLEXIÓN" del Pastor Efraín Sánchez 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS