Devocionales

 

 

CIELO NUEVO Y TIERRA NUEVA

2016-01-12 Por: Martha García

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque  el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía mas. Y yo vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido” (Apocalipsis 21: 1-2)

Cuántos de nosotros quizás no vivimos ya en la ciudad que nos ha visto nacer, quizás muchos hemos emigrado por estudios, por trabajo o quizás buscando un mundo mejor.  Nuestro paso por esta vida, es temporal. Los que esperamos en Dios sabemos, porque él nos lo ha dejado escrito, que vamos a la nueva Jerusalén.  No importa lo que estés pasando en esta vida, nosotros nos estamos preparando para ser ciudadanos del cielo,  corriendo la carrera cristiana.

La esperanza de vivir en ese cielo nuevo, y esa tierra nueva,  debe ser nuestra meta, la palabra de Dios nos sigue diciendo “Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y el morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor porque las primeras cosas pasaron. Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí,  yo hago nuevas todas las cosas y me dijo: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas” Apocalipsis 21: 3-5.

Cuando leo y escucho que el Señor mismo enjugará las lágrimas de mis ojos,  mi alma siente una emoción muy grande, que no importa lo que esté pasando, sé que esto es temporal, que Jesús venció la muerte, que con el no habrá más llanto, ni dolor.

Pon tus ojos en Cristo, y corre con un propósito la carrera de la vida, con la esperanza de un mundo seguro. No importa la situación crítica que puedas estar enfrentando ahora, solo pregúntate donde quieres vivir, y si quieres llegar a esa tierra prometida, desde ahora vive tu vida con Jesús y él te transformará.

Que tu oración de este día sea: Amante Padre Celestial, gracias por tu amor, gracias por tu Palabra que nos enseña a vivir con la esperanza de una vida mejor, ilumina mi camino para que pueda ver por donde debo caminar, te lo ruego en el nombre precioso de Jesús, Amén

Que Dios te bendiga.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS