Devocionales

 

 

NO TODO ES LO QUE PARECE

2021-11-28 Por: Carolina Raquel Godines Fragoso 26

“No hay más que un solo legislador y juez… Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?” (Santiago 4: 12 NVI) 

Cuando conozco a alguien, según yo, puedo determinar si la persona es de fiar o no. Casi siempre sigo mi instinto, y por supuesto que ¡me he equivocado en muchas ocasiones! Para bien o para mal, no siempre la gente es como aparenta ser. Nos es fácil juzgar casi de inmediato y colocar etiquetas, basándonos sólo en nuestros prejuicios. 

Eso fue justo lo que me pasó con una chica de la iglesia, es muy linda físicamente, pero su semblante refleja dureza; la vemos sonreír poco y casi siempre está a la defensiva. Nunca me había tomado el tiempo de conversar con ella. Esa es una triste realidad en nuestra iglesia, nos saludamos cada semana, nos conocemos de vista, intentamos tratarnos amablemente, pero en realidad no nos conocemos. Yo no era la única que había notado su rudeza y hostilidad, varios teníamos la misma impresión.  Sin embargo, un día estábamos mi madre, mi hermana, mi cuñada y otra hermana platicando de la formación de los niños y cómo prepararlos para enfrentar situaciones traumáticas en la infancia. Unos minutos más tarde, ella se unió a la conversación. Grande fue la sorpresa de todas cuando comenzó a platicarnos la historia de su infancia, pasó pruebas muy duras, cosas que un niño no debería vivir. Después de escucharla, ahora todo era claro, entendimos el porqué de su aparente rudeza. Con una actitud diferente, todas le hicimos ver las cosas positivas que vemos en ella, la abrazamos y le ofrecimos orar por ella y su familia. 

Haría una gran diferencia si en vez de juzgar, buscáramos elogiar; en vez de criticar, ayudar; en vez de condenar, orar los unos por los otros. En este tiempo de gran necesidad espiritual debemos ser recipientes del Espíritu Santo para marcar la diferencia y promover el amor de Cristo. 

Que tu oración este día sea: Señor, perdóname por dejarme llevar por mis prejuicios. Dame un espíritu sincero que busque ayudar y a aceptar a los demás. Que tu amor sea el que dirija mis palabras, pensamientos y sentimientos. 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS