Devocionales

 

 

SU MANO EXTENDIDA

2020-12-10 Por: Pr. Juan Estrada 30

“Pero tú les advertirás que así dice el Señor: Cuando los hombres caen, ¿acaso no se levantan? Cuando uno se desvía, ¿acaso no vuelve al camino?” (Jeremías 8: 4 NVI).

Lo difícil de la vida no es caer, sino levantarse. Muchas veces es difícil levantarse cuando la vida carece de sentido. Alrededor del mundo se cuentan historias de personas que se han quedado en el suelo, su vida no tiene una esperanza por la cual luchar y prefieren seguir en la condición que se encuentran.

Muchos ignoran la capacidad y el poder de Dios para levantar a una persona de su mala condición. Recordemos la historia del hombre junto al estanque de Betesda, Jesús le pregunto ¿Quieres ser sano? Su esperanza radicaba en entrar en el agua, pero nadie le ayudaba -cuando Dios quiere transformar a una persona, le cambia la percepción de las cosas- Jesús sólo dijo, levántate, y al instante quedo sano. El Señor nos pide un sólo esfuerzo por insignificante que sea, este consiste en pedir su ayuda, decirle que hemos tropezado o que nos hemos perdido, para que Él pueda actuar y nos levante o nos redirija al camino correcto.

¿Cuál es tu condición actual? ¿Será que necesitas alzar tu mano al cielo para pedir ayuda? Si es así, no sigas dudando en hacerlo, levanta tu mano y pídele al Señor en oración su ayuda, porque cuando oramos suceden cosas maravillosas e inimaginables.

 Que tu oración este día sea: Querido Señor, gracias por ser mi ayudador en mis momentos de debilidad, gracias por estar allí en mis momentos de angustia, se tú conmigo cada día hasta el día que pueda verte cara cara, en el nombre de Jesús te lo pido, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS