Devocionales

 

 

ENTRE DOS

2020-12-08 Por: Pr. Juan Estrada 27

“Lo que sí les ordené fue lo siguiente: ‘Obedézcanme. Así yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. Condúzcanse conforme a todo lo que yo les ordene, a fin de que les vaya bien’” (Jeremías 7: 23 NVI).

El pacto de Dios consiste en qué de ambos lados cumplan la parte que les corresponde, la parte de Dios es bendecir abundantemente, proteger en situaciones difíciles de la vida; la parte del hombre corresponde en obedecer y mantener su fidelidad a Dios, ésta consiste en conducirse conforme a las normas y a los mandamientos que Dios ha instituido en este pacto.

Dios siempre ha buscado la manera de que sus hijos estemos bien en el pacto que hace con nosotros, por desgracia el hombre tiende a ir en contra de los puntos establecidos en la ley de Dios, prefiere sus propios placeres e intereses, dejando de esta manera a un lado a Dios. Esta perdiendo más de lo que se imagina, pues Dios tiene preparadas muchas bendiciones para él, pero debido a su actitud, muchas veces no las recibe porque no las pide.

Dios sólo nos pide que le obedezcamos y que nos conduzcamos conforme a sus mandamientos, no es difícil ser fiel, si tenemos a Dios en el corazón tendremos la seguridad que Él nos dirigirá por el camino correcto, y cada vez que nos desviemos tendremos la seguridad de que tras de nosotros escucharemos su voz y nos dirá este es el camino correcto. A pesar de nuestros errores, Él siempre está presente para volver a empezar.

Que tú oración este día sea: Querido Señor, ayúdame a mantener mi fidelidad ante ti, el pecado me agobia, pero sé que tú me has dado la salida, gracias por tu fidelidad, todo esto lo pido en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS