Devocionales

 

 

MI ALMA ES DEL SEÑOR

2020-11-01 Por: Pr. Juan Estrada 30

“La persona que peque morirá. Sepan que todas las vidas me pertenecen, tanto la del padre como la del hijo” (Ezequiel 18: 4 NVI).

Tanto justos como injustos tienen que pasar la experiencia de la muerte, está no respeta posición o estatus social, raza o nación, a todos les llegará el momento de bajar al descanso, aunque para algunos será con esperanza y para otros la destrucción eterna. Esta es la naturaleza de los que pecan deben morir.

Dice el versículo de hoy que debemos saber que todas las vidas le pertenecen a Dios, sean justos o injustos, en otras palabras, lo que Dios dio, regresa a Él, y lo que regresa a Dios es el aliento de vida; ese primer soplo del principio de nuestros días regresa a Dios; pues en sí, la vida está en el hálito de la vida. Es por eso, por lo que no debemos entender el concepto del alma como un ser espectral, en si el alma viene a ser el aliento de vida que Dios dio al hombre.

Aunque este concepto es complejo de comprender, debemos tener en cuenta que, a pesar de estar separados de Dios, todos les pertenecemos; el objetivo del enemigo simplemente es separar al hombre de Dios, hacerle creer que es autosuficiente y que sólo sus medios le pueden dar la vida. Es necesario que conozcamos el verdadero concepto de que por medio de Dios: “vivimos, nos movemos y existimos” (Hechos 17: 28 NVI).

Que tú oración este día sea: Querido Dios, me formaste en el vientre de mi madre, y allí me diste aliento de vida, me has dado la oportunidad de vivir, ayúdame a vivirla solo para ti, en el nombre de Jesús te lo pido, Amen.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS