Devocionales

 

 

LOS MUERTOS NADA SABEN

2020-10-31 Por: Pr. Juan Estrada 29

“Porque los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada ni esperan nada, pues su memoria cae en el olvido. Sus amores, odios y pasiones llegan a su fin, y nunca más vuelven a tener parte en nada de lo que se hace en esta vida.” (Eclesiastés 9: 5-6 NVI).

¿Qué pasa o qué condición tienen aquellas personas que han muerto? El estado de los muertos es en sí un periodo donde el cuerpo sufre varias alteraciones, para que esto suceda, primero tiene que dejar de recibir el aliento de vida, al cortarse del cuerpo empieza un periodo de degradación para volver de dónde ha sido tomado, pues polvo somos y al polvo volvemos.

¿Qué pasa con nuestros pensamientos? dice el versículo de hoy, que nuestra mente cae en el olvido, nada sabe de lo que sucede alrededor de esa tumba fría, todos sus sentimientos llegan a su fin, ya no existen más. La muerte en si es un estado inconsciente. Por lo tanto, ya no tiene parte de lo que existe en el mundo de los vivos.

Pero a pesar de que la tristeza invada nuestros sentimientos, al ver que nuestro ser querido ha muerto, debemos tener la seguridad en la esperanza, y es aquí donde radica la importancia de creer o no creer, lo que me mantiene vivo no es en sí la vida sino lo que espero de mi Dios, la esperanza que tengo puesta en Él no se termina con la muerte, pues está es solamente el principio de lo que está por venir, la muerte solamente es un receso entre el mundo de pecado y el mundo perfecto que Jesús tiene preparado para nosotros.

Qué tú oración en este día sea: Señor, sé que mi mente quedará en el olvido, pero también sé que tú no te olvidarás de mí, porque mi esperanza me garantiza que tú me despertarás de ese sueño, lo creo en el nombre de Jesús, Amén 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS