Devocionales

 

 

LA MUERTE EN SÍ

2020-10-29 Por: Pr. Juan Estrada 28

“Volverá entonces el polvo a la tierra, como antes fue, y el espíritu volverá a Dios, que es quien lo dio.” (Eclesiastés 12: 7 NVI).

Cuando Dios creo al hombre le dio el aliento de vida. La forma continua del aliento de vida es lo que dura nuestra existencia en este mundo, lo podemos figurar de la siguiente manera: es como si sopláramos por medio de una pajita (popote, pitillo) de forma continua; mientras el aire circula por esta, es el periodo de la vida de un hombre, cuando se deja de soplar supondría el fin de la vida. Es decir, Dios nos da de forma continua el aliento de vida, pero cuando llegue el momento, Dios corta el aliento de vida y se va al descanso y este aliento regresa a Dios.

Como bien nos enseña Génesis 2: 7, fuimos creados del polvo de la tierra, por lo tanto, polvo somos y al polvo volveremos, esa es nuestra naturaleza original. En otras palabras, es la desintegración total del cuerpo. El Señor ha trazado para todo el promedio de vida; en este periodo de tiempo podemos aprender a administrarlo y aprender a depender de Dios y de lo que Él puede hacer por nosotros.

Aunque parezca triste, a todos nos llegará el momento, de bajar a la tumba, y volver al polvo de la tierra, esto es por desgracia una de las consecuencias del pecado, pero a pesar de volver al polvo de la tierra, si has tenido fe en el Señor, ten la seguridad que un día te levantarás y tendrás vida eterna.

Que tú oración este día sea: Querido Señor, la vida no tiene sentido si no se vive contigo, mis días y mis años no los puedo vivir sí no pienso y no vivo para ti de forma continua, de esta manera te pido que me bendigas, en el nombre de Jesús, Amén 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS