Devocionales

 

 

SÓLO TENGO A DIOS

2020-09-17 Por: Pr. Juan Estrada 40

“Me fui con las manos llenas, pero el Señor me ha hecho volver sin nada. ¿Por qué me llaman Noemí si me ha afligido el Señor, si me ha hecho desdichada el Todopoderoso?” (Rut 1: 21 NVI).

Noemí lo tenía todo, tenía una familia con dos hijos y sus respectivas esposas, para su desgracia perdió todo lo que amaba, lo único que le quedaba era su nuera Rut que estaba dispuesta a ir donde ella fuera. Cuando  regresó a su pueblo, la gente no daba crédito a la Noemí que regresaba, ella se sentía afligida y desdichada por Dios. Lo que Noemí no sabía, era que, gracias a su influencia, Rut su nuera sería una persona importante en el antepasado de la genealogía de Jesucristo.

Hay situaciones que pasamos en la vida que no comprendemos, Noemí no sabía que su desgracia sería importante en la genealogía de Jesucristo. Cada situación que vivimos en esta vida tiene un propósito, aunque al principio sea amargo y difícil de entender, Dios tiene preparado algo mejor. Puede ser que, a pesar de tu mala situación, pero por tu fe en Cristo, puedas influenciar a otra persona para que entregue su vida al Señor.

El Señor trabaja de muchas maneras sorprendentes, y muchas veces nos afecta; hoy puedes tener las manos llenas y mañana tenerlas vacías, pero a pesar de eso no vas a estar solo porque vas a tener a Cristo de tu lado y esto tiene un valor incalculable, toda mala situación tiene su salida y Dios te está preparando para hacerte más fuerte.

Que tú oración este día sea: querido Señor, hay situaciones muy difíciles en mi vida y siento que no llego al final del camino, a pesar de estas situaciones quiero mantener mi fe en ti, no me abandones, eres el tesoro más grande que tengo en mi vida, lo pido en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS