Devocionales

 

 

JUNTO A MÍ

2020-09-12 Por: Pr. Juan Estrada 31

"Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna". (Salmos 73: 26 NVI).

Pareciera que cuando pasamos momentos difíciles, Dios está ausente, algunos de los párrafos de la poesía “Huellas” nos enseñan algo:

Dos pares de firmes huellas en la arena iban quedando

mientras con Jesús andaba como amigos conversando.

 

Observé que algunas veces al reparar en las huellas  

en vez de ver los dos pares, veía sólo un par de ellas.

En las horas de mi vida, llenas de angustia y tristeza

cuando el alma necesita más consuelo y fortaleza.

 

Pregunte triste a Jesús: “¿Señor, Tú nos has prometido

que en mis horas de aflicción siempre andarías conmigo?

 

Pero noto con tristeza cuando más siento el sufrir

Veo sólo un par de huellas.

 ¿Dónde están las otras dos que indican Tu compañía?

 

Y, Jesús me contestó: con ternura y comprensión; "

Escucha bien, hijo mío, comprendo tu confusión.
Siempre te amé y te amaré, y en tus horas de dolor
siempre a tu lado estaré para mostrarte Mi Amor.

 

Más si ves sólo dos huellas en la arena al caminar,

 y no ves las otras dos que se debieran notar,

es que, en tu hora afligida, cuando flaquean tus pasos,

no hay huellas de tus pisadas porque te llevo en Mis brazos".

 Autor: Anónimo

A Dios le importan tus dificultades y siempre va estar contigo y si es necesario te cargará en sus brazos amorosos.

Que tu oración este día sea: Gracias Señor porque no me dejas nunca, porque siempre estas a mi lado, te lo agradezco en el nombre de Jesús, Amén.




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS