Devocionales

 

 

LA IMPORTANCIA DE PERDONAR

2020-08-03 Por: Martha García 20

“Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben…” (Lucas 11: 4 RVR1960).

La oración es el gran privilegio que tenemos los seres humanos de comunicarnos con nuestro Padre Celestial. Esto hace que nuestro ser sea influenciado por su presencia y así, nuestro pensamiento y carácter sean transformados como Él espera de nosotros. Por medio de la oración podemos ser transportados a través de nuestro Amado Señor Jesucristo en un instante a la presencia de Dios. ¡Que privilegio! 

Jesús cuando estuvo aquí en la tierra, tenía una comunicación muy estrecha con su Padre Celestial, la Biblia nos cuenta lo siguiente: “Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando termino, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseño a sus discípulos”. Y Jesús les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estas en los cielos santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El Pan nuestro de cada día dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal” (Lucas 11: 2-4)

El Señor nos da un formato de oración, que contiene la Adoración a nuestro Padre celestial, sumisión a nuestro Dios, confianza en la oración que hacemos, Confesión y arrepentimiento de nuestros pecados, y petición para que nos proteja de no meternos en problemas. Toda oración es llevada a nuestro Padre Celestial en un instante y de la forma más dulce a través de nuestro Amado Jesús, porque su Palabra nos dice que nadie llega al Padre si no es a través de su Hijo Jesucristo.

Querido amigo, hay cosas que pueden hacer que nuestra oración no pueda ser escuchada como nosotros quisiéramos, y una de ellas puede ser el no perdonar a los que nos ofenden, si tú estás guardando resentimiento hacia alguien que te ha hecho daño, desecha todo rencor de tu corazón, porque el primer afectado eres tú, por el daño que te causas por no perdonar.

Que este día tu oración sea: Señor enséñame a orar como Cristo enseño a los discípulos. Y enséñame a perdonar a todos los que me ofenden, en el nombre de Jesús, Amén

Dios les Bendiga 




ÚNETE A LA COMUNIDAD MANAPDC

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?
Te queremos escuchar. Estás en familia.

ESCRIBENOS